Columnistas

Arrancó la temporada de Huracanes

viborianus 4
En la nochecita del día de los maestros, pocos minutos antes de las 22:00 horas, comenzó una suave llovizna, la cual luego se convirtió, por su intensidad, en lluvia, esta sólo duró poco más de 13 minutos, puede ser probable que esa lluvia no haya abarcado toda la geografía chetumaleña. Fue sin viento la precipitación, caía a plenitud de manera muy vertical, al menos en nuestro entorno observable.

La amenaza de lluvia venía de hace varios días, el nublado del cielo, la lluvia en otras regiones cercanas, todo preveía una cercanía temporal en la caída del agua. Por cierto, ese día también daba inicio la temporada oficial de huracanes, como si estos ciclones tuvieran “palabra de Rey”, sí… como si fuera una decisión definitiva e inalterable, se cumpliera lo prometido. Así que, ya estamos desde este 15 de mayo, en el inicio formal la temporada de lluvias y ciclones tropicales 2014.

Para este Este año se prevé la formación de al menos 23 ciclones: 14 en el Océano Pacífico y 9 en Atlántico, Golfo de México y Mar Caribe. De ellos, se estima que 13 sean huracanes y 10 tormentas tropicales. Todos debiéramos enterarnos cómo se forman, cómo se miden y cómo prepararse ante la presencia de estos fenómenos naturales en el territorio nacional. Los riesgos directos sí representan un peligro para las personas y su patrimonio; hasta los indirectos, como pudieran ser los deslaves, inundaciones y otras afecciones no tan personales como materiales, pero sí lesionan a la economía familiar y de la región.

Quintana Roo tiene un interesante reconocimiento por las medidas preventivas implementadas en todos sus procesos para proteger la vida de los ciudadanos y visitantes. Las autoridades preventivamente establecen una serie de precauciones, desde la revisión de los posibles albergues y refugios, simulacros de atención para casos de desastres, todas las medidas cautelares son revisadas en un órgano multinstitucional (Comité Operativo Especializado en Fenómenos Hidrometeorológicos), con decisiones colegiadas para reducir las vulnerabilidades de la infraestructura física, pero especialmente de las personas. Acciones coordinadas por el organismo de Protección Civil.

El sistema de alerta temprana para casos de huracanes es otro instrumento, éste ofrece la posibilidad del consenso, la sistematización y poder aplicar coordinadamente las acciones emergentes, para responder de forma inmediata a las necesidades urgentes de la población: para la protección de la vida y la salud, alimentación, suministro de agua y albergue temporal, ante la inminencia de que ocurra un desastre natural o ante la ocurrencia del mismo.

Entre los fenómenos naturales, los hidrometereológicos, son los que más y mayor daño causa a la población, por ello su vigilancia y precauciones deben ser atendidas recíprocamente. Por un lado los órganos del gobierno realizan sus medidas preventivas y nosotros como ciudadanos debemos contribuir con ellas para cumpliéndolas y sumándonos a ellas con diferentes medidas preventivas dentro de la familia y en nuestros hogares para reducir los efectos del posible impacto.

De acuerdo con el Plan Operativo de Huracanes de la IV Región de la Organización Meteorológica Mundial, que comprende los países de América del Norte, América Central y Mar Caribe, la designación de los nombres para la temporada 2014 son: Para el Pacífico: Amanda, Boris, Cristina, Douglas, Elida, Fausto, Genevieve, Hernan, Iselle, Julio, Karina, Lowell, Marie y Norbert. Mientras… para nuestra región, el Atlántico, Golfo de México y Mar Caribe: Arthur, Bertha, Cristobal, Dolly, Edouard, Fay, Gonzalo, Hanna e Isaias.

Quintana Roo tiene la experiencia en este tipo de fenómenos meteorológicos, claro, ha pagado su costo en el aprendizaje, y de manera muy grave, no vale recordad al Janet (27/09/1955), el cual dejó muerte y destrucción, y otros impactos en nuestras tierras y litorales. Esa tristeza se ha convertido en defensa, ahora la denominada “cultura de los huracanes” está mejor cimentada entre la población quintanarroense que en cualquier otra entidad. Todos tomemos con seriedad y profesionalismo las precauciones y seguiremos colgando banderas blancas después de cada paso de huracán.

PD.- El aire se notaba cada vez más caliente y espeso. Pegajoso, se adhería a la piel como una molesta película, y traía desde la selva el silencio previo a la tormenta. De un momento a otro se abrirían las esclusas del cielo Luis Sepúlveda (1949- ) Escritor, novelista, profesor, periodista y cineasta chileno.

PD.- Cuando se está en medio de las adversidades, ya es tarde para ser cauto. Lucio Anneo Séneca (2 AC-65) Filósofo latino.

viborianus@gmail.com  Twitter:@viborianus   www.viborianus.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba