Columnistas

Al fin, humo blanco en la sede tricolor

laboladecristal

.

.

.

Con un acuerdo en base a la unidad de los sectores priistas, el líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, anunció el destape de Mauricio Góngora Escalante como candidato a la gubernatura de Quintana Roo, para ser avalado en Convención Estatal de Delegados el próximo 26 de marzo.

Mauricio Góngora Escalante resultó ser el ungido para el proceso a Gobernador de Quintana Roo al ser postulado candidato del PRI para retener la corona del Estado por su aptitud y capacidad política.

Hasta hace poco se especulaba que este o aquel sería el candidato a Gobernador de entre siete aspirantes que estaban en la palestra tricolor y el ungido sería elegido por unidad en la Convención Estatal de Delegados y que los que quedaban a la zaga pasaban a ser una marca de clase.

El primer Edil del municipio de Solidaridad con licencia fue designado al anteponerse entre grandes referentes priistas que pretendían la candidatura, Tras el destape oficial de Mauricio Góngora, quedaron en el camino, José Luis “Chanito” Medina, Paul Carrillo de Cáceres, Gabriel Mendicuti Loría, Eduardo Espinosa Abuxapqui, Raymundo King de la Rosa y Cora Amalia Castilla Madrid.

Con la dinámica política que acompaña a los tricolores la triada partidista PRI-Verde-Panal, para ganar la batalla electoral el 5 de junio por la Corona del Estado, la dirigencia priista busca soluciones como está para mantener su modelo de unidad y el irrestricto respeto a sus reglas de juego.

Es clave, entonces, que la situación unitaria priista se haga sentir desde su propia identidad y sus protagonistas. Toda esa energía para encontrar cauces de expresión triunfadora, espacios de encuentro y mecanismos de articulación en la dinámica electoral.

Y no hubo lugar de reivindicar el pasado con el ahora ex priista, Carlos Joaquín González, en relación a su postura antagónica y de rebeldía con la que fue a caer en los brazos de la alianza aurinegra en contertulio entre el PAN y el PRD, por lo que insta al ejército tricolor y sus aliados a no descuidar ninguno de sus francos.

El desprendimiento de la ex figura tricolor de este nivel, obedece, entre otras razones, a un hecho desmesurado para tratar de avanzar con inmediatez en la política porque se sintió desplazado.

Al abandonar las filas tricolores con capacidad de generar credibilidad en grandes grupos, ahora Carlos Joaquín caminará solo entre abrojos porque ha sido puesto al servicio de causas infructuosas al integrarse al conciliábulo con el perredismo y el panismo al creer en sus aviesos fines.

Seguir arengando datos para demostrar una verdad de Perogrullo para qué, al estar fuera del Tricolor, no tiene sentido.

El cabalístico 11 toca a las mujeres

Los analistas creen que los eventos relacionados con el número 11 en el tiempo electoral aparecen recientemente con más frecuencia de lo que pueden ser explicados por las oportunidades o coincidencias de suerte que se relaciona con el concepto de sincronía o paridad de género.

mujeres-priEs un signo auspicioso que está asociado a la búsqueda consciente de la nueva era alrededor de la participación de mujeres en el ámbito electoral con ejemplos de razonamiento con rasgos de confirmación.

La aplicación del principio de Paridad de Género motivará que seis de las candidaturas para 11 de las presidencias municipales de Quintana Roo, sean encabezadas por mujeres

Ahora al inicio de este proceso se está a la espera de que el Instituto Nacional Electoral (INE), precise con mayor claridad los alcances del Acuerdo 63 que emitió el ocho de febrero pasado respecto a la obligatoriedad de los partidos políticos para acatar el principio de Paridad de Género.

De no garantizar la Paridad horizontal y vertical, el instituto electoral local deberá negar el registro de candidatos en distritos o demarcaciones en donde las candidaturas correspondan a mujeres.

El Acuerdo –INE/ CG63/ 2016- en su término primero establece la facultad de atracción del INE que indica que, cuando sea impar el número total de candidaturas postuladas por algún partido político, coalición o candidatura independiente, el número mayoritario deberá corresponder al género femenino.

También señala que para el caso de planillas para ayuntamientos, así como de las listas de representación proporcional, el 50 por ciento deberán estar encabezadas por mujeres y el otro 50 por ciento por hombres.

“Si el número de circunscripciones o municipios es impar, el género mayoritario que encabece las listas o planillas deberá ser femenino”,

Lo anterior implica que al tratarse de 11 ayuntamientos, los partidos políticos tendrán que postular a seis candidatas mujeres y a cinco varones para las presidencias municipales. Lo que es potestad de los partidos políticos, en términos de su facultad de autodeterminación, el decidir en qué municipios postulará a candidatas mujeres, siempre y cuando sea en seis de los 11 ayuntamientos al tratarse de un número impar.

Una interpretación de ese punto, concluye que partidos y coaliciones deberán postular a mujeres para las presidencias municipales de Benito Juárez, con cabecera en Cancún; Solidaridad, con cabecera, en Playa del Carmen; y Othón P. Blanco, con cabecera en Chetumal, al haberse registrado ahí el mayor porcentaje de votación.

En el partido tricolor emana de su alfaguara un prístino manantial de prospectos para conquistar la victoria en el bailío othonpeblanquense, tanto del lado masculino como el femenino que ofrecen garantías no solo de capacidad, sino de triunfo electoral.

Del diputado local y líder del Congreso, Pedro Flota Alcocer, antes se habló de manera tajante que la candidatura por la presidencia de Othón P. Blanco estaba predestinada para él, pero ahora fue nuevamente relegado de la candidatura, víctima del acuerdo 63 del Instituto Nacional Electoral (INE), el cual imposibilita a un hombre de estar al frente de la planilla para el Ayuntamiento capitalino.

La situación política actual es supremamente de interpretaciones. Cualquier apreciación resulta una incógnita no solo por lo que puede decirse y hacerse, sino por los momentos del ambiente electoral y según, desde donde se aprecien las cosas.

Preferentemente a la grey tricolor masculina cuya institucionalidad sobre el concepto y praxis de la candidatura priista a la presidencia municipal de OPB por lo que la regla del INE representa en términos de paridad de género el alcance a cubrir.

Significa que previo al paso a las definiciones del mando supremo tricolor, mujeres priistas declararon sus anhelos al pretender la silla mayor del Palacio Municipal de la Obregón y ahora se perfila como candidata a OPB la legisladora federal con licencia en la cámara de San Lázaro, Arlet Mólgora Glover, dejando a su paso a la ex diputada federal Lizbeth Gamboa Song, y a la diputada local actual, Maritza Medina.   

No obstante, esta consideración debe entenderse en su exacto sentido de dimensión. Es decir, la paridad de género como proceso inherente a los cambios y transformaciones que determinan su expansión y consolidación en el tiempo electoral.

Precisamente por esta causa, se experimentan problemas que, inclusive, devienen en nuevos contratiempos algunos de los cuales lucen discordantes con sus implicaciones. En todo caso, son problemas que tensan las relaciones en el entorno donde en el pasado prevalecía la postulación masculina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba