Columnistas

Alcohol y chikungunya

viborianus 4

.

.

.

.

Un compañero de profesión químico, después de contribuir con sus profesionales consejos para sobrellevar los efectos sintomáticos de la epidémica enfermedad de la chikungunya, en nuestra entidad, nos cuestionó sobre la responsabilidad del sector salud para emitir un comunicado de advertencia para los pacientes de la enfermedad, sobre los riesgos del consumo etílico, entre quienes han padecido la enfermedad. Mucho se dice de ello.

La pregunta retorció nuestros oídos al ser pronunciada por el químico. “¿Por qué el sector salud no ha emitido algún pronunciamiento de exhortación para prevenir estos posibles riesgos?” Nosotros nos preguntamos: ¿No será necesaria esa advertencia? ¿Por qué quienes han padecido enfermedades con el hígado sufren los efectos de manera más pronunciada y en algunos casos hasta la muerte? ¿Será otra manera de acomodar la enfermedad para ocultar la epidemia que se sufre en Quintana Roo? Pero, también si no es cierto, ¿por qué el sector salud no informa a la ciudadanía de estos riesgos, bien de los chismes o del alcohol?

Qué tan cierto son estos rumores entre pacientes del chikungunya? Igualmente nos cuestionamos… ¿si los efectos de la ingesta del paracetamol, único medicamento recomendable para mitigar los efectos de la chikungunya, puede afectar el hígado? Quien responde a este cuestionamiento es el infectólogo Carlos Machaín Williams, profesor investigador del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi”, de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), según información del Diario de Yucatán, el profesional explica que: esas versiones se basan en el consumo de paracetamol, medicamento utilizado en la recuperación de los pacientes de chikungunya.

El investigador considera absurdo pensar que por una semana tomando el paracetamol se pueda dañar el hígado, a tal grado que, después no se pueda ingerir alcohol. “Más bien el daño hepático, en tu cuerpo, puede ser por malos hábitos alimenticios o por el consumo excesivo de alcohol, no tanto por el paracetamol. Si consumes demasiado alcohol después del chikungunya, entonces el problema no es la infección del virus”.

“Todos debemos saber, si estamos pasando por un período de recuperación de cualquier enfermedad, el consumo de alcohol debe ser cero o estar limitado. Si te quieres acabar una botella, de cualquier alcohol, no es recomendable, ni después del chikungunya, ni posterior a una tos o una gripe”.

Estas advertencias y puntualidades las compartimos solamente con finalidad informativa. Quizá cuando los profesionales de la salud de SESA, reduzcan sus quehaceres, ya podrán emitir alguna información a la población, relativa a estas dudas o desinformaciones. ¿Por qué si no son ciertas estas versiones, para quienes padecieron el chikungunya, el sector salud permanece en silencio? ¿Quizá esperan les den la señal los distribuidores de las bebidas etílicas? ¡Eh! Ipso facto actuarían.

Condolencias

Las puertas del cielo están abiertas. Dos colegas han sufrido la pérdida de familiar. El lunes por la madrugada falleció el colega, reportero gráfico Manuel Aguilar Bastarrachea. Nos hermanamos con su familia en su sufrimiento, conscientes de que la fortaleza hará salir pronto con nuevos bríos, para continuar la lucha cotidiana. Ayer martes el tutor de otro colega del fotoperiodismo se adelantó en el caminar de todos, ya nos encontraremos cuando así lo dispongan. Para ambas familias nuestro cariño y también las oraciones para un buen descanso. Nosotros imploramos cuando nos abandonan amigos entrañables, ellos ya descansan. Asimismo enviamos nuestras condolencias al alcalde de Othón P. Blanco, por la pérdida de su señora madre, Doña Rosita Abuxapqui Abuxapqui. Mujer forjadora de un especial cariño por Chetumal, amor por su gente, emblemática de Quintana Roo.

PD.- Historias urbanas. Son historias o leyendas, cuyo origen suelen ser la imaginación (perturbada o no) de algún individuo. La forma en las que están relatadas, estas historias, obliga al espectador a recrearla en su mente, lo cual causa un efecto envolvente y naturalmente tenebroso.

viborianus@gmail.com  Twitter:@viborianus   www.viborianus.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba