AMLO y CJ unidos contra el sargazo

La frustración inmanejable frente a un sistema natural como el sargazo que está recalando en el litoral de Quintana Roo ha dejado a la autoridad local de manera incapaz para gestionar las demandas de una entidad habituada a otros tratos.

AMLO anunció que atenderá la petición del gobernador Carlos Joaquín para resolver la problemática del sargazo en las costas de Quintana Roo. El Presidente se reunirá con el titular de FONATUR, y posteriormente con los empresarios para sumar esfuerzos para atender el recale del alga marina.

Así el presidente AMLO se suma al propósito de acumular fuerzas para resolver el problema del sargazo con el gobernador Carlos Joaquín, cada uno puede ofrecer enlace a las razones y subrayar convicciones sin construir símbolos, fomentar esperanzas e inspirar adhesiones, la decisión final es estar juntos en una sola bandera… México.

Lejos de atavismos, si no con lo que solo otorga el mando único al frente de la nación, AMLO se solidariza con Quintana Roo, -que también es México-. Los afanes del gobierno para alimentar la brecha exitosa en medio de vítores de la población, sin prejuicio partidista instruyó a la Secretaría de Marina, Semar, para que se avoque a combatir el problema del Sargazo en Quintana Roo.

He allí ejemplos que evidencian cuán nacionalista puede ser la decisión política de AMLO, cuán dúctil voluntad es pulsada por las atenciones más elementales, cuán razón al entrar al combate contra el sargazo que arroja el Mar Caribe y recala en las costas de Quintana Roo.

Ante el avance del sargazo se impone el interés del centro político capaz de absorber el problema para neutralizar el recale del alga para así vislumbrar la posibilidad de habilitar un proceso idóneo de la Secretaría de Marina a lo que acongoja al turismo, al Estado y a México.

 “Tenemos previsto lo que hemos de llevar a cabo se está trabajando de manera coordinada, estamos pidiendo a Semar que nos ayuden, ellos tienen equipo, tienen experiencia y se va a resolver este problema. Ya hay coordinación con los gobiernos municipales, con el Gobernador y los empresarios”, remarcó el presidente. Adelantó que no se contratará a especialistas o empresas privadas para atender el problema.

Si yo fuera “su” diputado

En el preámbulo de las elecciones del 2 de junio en Quintana Roo para el cambio de diputados en el Congreso del Estado la población está a la expectativa ante un nuevo síntoma de los nuevos representantes populares, porque los otros han dejado importantes lecciones algunas de las cuales modifican el panorama y la realidad de hoy.

La cercanía de los candidatos con la sociedad hace brotar los sentimientos más profundos que abarcan los espacios del pensamiento aduciendo, -si yo fuera “su” diputado-. Con satisfacción recorren su distrito saludando a los habitantes de su circunscripción e incluso inquietante porque es sin la convicción colectiva de la mayoría de la población.

La mayoría de la gente desconoce la verdadera función de un diputado local y es común que se le atribuyan responsabilidades propias de un presidente municipal o de algún otro funcionario. Debe quedar claro que los diputados no le hacen un favor al pueblo con el desempeño de sus funciones, sino más bien, -se deben al pueblo-. Vox Populi, Vox Dei.

Habidos con la mente latente en las aspiraciones y deseos de allegarse el voto de las mayorías conscientes del comportamiento pasado de los diputados de la XV Legislatura, que como nuevos prospectos se puede hacer el cambio para el sino de las 15 regiones distritales –sumándose 10 plurinominales- para restaurar la imagen del Congreso del Estado.

Un cúmulo de ideas para combatir los rezagos brotan de la mente del candidato(a) frente a la población exigiendo los servicios públicos municipales, entre otras propuestas. Promesas incesantes en la catarsis por la corrupción y la delincuencia organizada, -aduciendo- que con ellos se erradicarán los males.

El candidato(a) está dispuesto a dar el todo por el todo desde limpiar las calles y avenidas testos de basura a cielo abierto, proponiendo alivio a todo lo que aqueja a los ciudadanos y repartiendo sonrisas con abrazos a los abuelitos, mujeres y niños,

El domingo 2 de junio se incorporará la XVI Legislatura con la cual se potenciará el anhelo de cambio por una vida mejor, de progreso individual y colectivo de los quintanarroenses con mejores leyes, convenientes y convincentes. –Esperemos-.

Deje un comentario

diecinueve + cinco =