Columnistas

Cambios en delegaciones federales

A TIRO DE PIEDRA
Julián Santiesteban
.

La destitución de Ludivina Menchacha Castellanos, como delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Quintana Roo representa la oportunidad de realizar un adecuado ajuste en espacios prioritarios del gobierno federal en la entidad, con miras a la segunda mitad del mandato de Enrique Peña Nieto y la recta final de la administración de Roberto Borge Angulo.

Por partes, el viernes 27 de febrero se hizo efectiva la destitución de Menchaca Castellanos, sin una explicación al respecto, más allá de las versiones de que se investigaban diversas irregularidades en funcionarios de dependencias como Profepa y Semarnat que aprobaron proyectos como el Dragon Mart, y la misma declaración –poco creíble por cierto- de que buscaría una candidatura plurinominal en el partido en el que milita, el Verde Ecologista de México (PVEM).

Carolina García Cañón3Por cierto, el titular de la Profepa en el país, Guillermo Haro Belchez, en una entrevista publicada este lunes 2 de marzo adelantó que el caso Dragon Mart no está cerrado, y que de los funcionarios que ordenaron investigar aun laboran para la dependencia tres inspectores y un subdelegado, sin brindar nombres, pero recalcando que solicitaron al gobierno estatal que investigara las posibles irregularidades cometidas también por funcionarios locales, de lo cual hasta ahora no se ha informado nada al respecto ni por el gobierno municipal de  Benito Juárez ni por el gobierno estatal.

Y es debido a esto, más allá de las interpretaciones políticas del cambio de Menchaca Castellanos –que también las hay- que hay que esperar en los siguientes días para conocer si habrá cambios en delegaciones como la Semarnat; o en su contraparte estatal como la Secretaría de Medio Ambiente o el Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental (Inira) de Quintana Roo.

Así que la nueva delegada de Profepa, enviada desde el centro del país, Carolina García Cañón, luego de la cortesía de la presentación, deberá aclarar la posición de la Profepa en casos bastante “espinosos” como  la acusación que hiciera la dependencia a campesinos de Holbox por supuesta tala de manglar, que ocasionó que 16 comuneros permanezcan encarcelados –se supone de manera irregular.-

Deberá también verse su actuación en el caso del delfinario del hotel Moon Palace, la clausurada ampliación del Hotel Riu, e infinidad de casos más que fueron señalados durante la gestión de Ludivina Menchaca como irregulares; ahí está el reto y ese será el verdadero mensaje desde el centro del país.

Flavio-Carlos-RosadoPero las instancias ambientales no son las únicas que parecen requerir ajustes, y ya en anterior ocasión A Tiro de Piedra ha hecho mención de casos lamentables de delegados a los que no sólo no se les conoce tarea alguna, sino que ni su nombre o cara son siquiera identificables por los ciudadanos a los que deben atender; o ¿usted que es derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ya sabe que su delegado se llama Flavio Carlos Rosado? Es la segunda vez que traemos a colación el apelativo de tan desconocido personaje.

El 4 de junio de 2014 se realizó una reunión a nivel nacional encabezada por el mismo secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, y cuya versión oficial fue que sirvió para puntualizarles “que su función consiste en consolidar y eficientar sus tareas para alcanzar una mejor coordinación interinstitucional”; y la extraoficial fue que se les reconvino porque están más dedicados a su promoción, dejando en segundo término la administración del presidente Enrique Peña Nieto, pero parece que en Quintana Roo no ocurre ni una ni otra.

Pero aun más grave, en lo que va de la administración federal poco han cambiado las condiciones generales de la población, de la tenencia de la tierra, del desarrollo en general; luego entonces, si a nivel local la administración estatal realiza los esfuerzos requeridos y desde el centro llegan los recursos necesarios, ¿porqué el Coneval nos revela que la pobreza estatal se ha mantenido? ¿no será entonces falta de capacidad de gestión, y no será este el momento de realizar los ajustes necesarios? Conste que son preguntas.

fabian_vallado_fernandezApenas el 9 de enero del presente año, el periódico La Jornada publicó que el 25 por ciento de la población de Quintana Roo es pobre: “una cuarta parte de los habitantes de Quintana Roo vive en pobreza o pobreza extrema, lo que contrasta con los informes oficiales, según los cuales el estado obtiene la mayor derrama económica del sector turístico y, por consiguiente, es el que más divisas aporta a la economía del país en este rubro”, señaló el rotativo.

De nuevo, la inversión social no ha dejado de fluir por parte del estado, si los recursos se han hecho llegar a las comunidades que los requieren, si instancias como la Secretaría de Desarrollo Social e Indígena (Sedesi), encabezada por Ángel Rivero Palomo, está haciendo lo que debe y las condiciones generales no varían, entonces alguien está dejando de hacer su tarea, y es momento entonces de tomar decisiones, y no sólo en materia ambiental, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 8 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba