Condiciones para el abuso de los trabajadores

DESTRIPACUENTOS

www.callejotv.com
www.revistavortice.com

Por José Antonio Callejo

La proliferación de empresas denominadas “outsourcing” o “pagadoras”, que se encargan desde un despacho independiente de la administración de recursos humanos, fue señalada casi como una especie de plaga aquí en Quintana Roo, especialmente en los destinos turísticos, por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Ahora, con la recién puesta en marcha de la reforma fiscal, se han reproducido en número y empiezan a llegar de otras entidades del país.

Esto se entiende por la simple razón de que Quintana Roo es la entidad que presenta el mayor dinamismo en la generación de nuevos empleos y en la construcción de nuevos proyectos, con relación al resto del país.

Es cierto que hay más empleo que en otras entidades, pero la reforma fiscal con este énfasis recaudador y el aumento del IVA al 16 por ciento, son una tentación para que las empresas intenten eludir compromisos con los trabajadores e, incluso, con la autoridad fiscal. Son condiciones muy propicias para el abuso.

En este sentido, no sólo las autoridades hacendarias deberían poner especial atención en esta nuevo “boom” de las empresas “outsourcing”, sino también las que tienen competencia en el área laboral.

Hay que dejar en claro que no todas esas empresas recurren a esquemas que lesionan los intereses de los trabajadores y también, por supuesto, que tampoco todas alientan a las empresas que las contratan a evitar el pago de impuestos y esquemas de seguridad social para los empleados.

Sin embargo, las cifras que empiezan a rebotar en las juntas de conciliación y arbitraje demuestran que sí es necesario poner candados y vigilancia especial en este tema en específico.

Ya desde el 2011, cuando apretó la sucesión de crisis venidas en cascada desde 2009, las cifras de contratación de personal por esta vía era monumental. Para ese entonces se informó que más del 70 por ciento de los casi 400 mil trabajadores en la zona norte del estado, recibían su salario a través de estas “pagadoras”.

Y las denuncias laborales también empezaban su escalera en aumento.

Hoy en día hay señales claras de una desaceleración económica en el país y, obviamente, en Quintana Roo, pues la entrada en vigor de las nuevas disposiciones fiscales, que por cierto terminan este mes con una tregua para regularizarse en el tema de facturación electrónica, están obligado a pequeños, medianos y grandes empresarios a ajustar sus esquemas de flujo en el área laboral.

Los cierres de diversos negocios en Cancún está a la vista. Numerosos locales vuelven a estar en renta o venta en las principales avenidas de la ciudad y esa situación se replica calles adentro.

En este contexto, el Grupo Oasis, considerado uno de los más grandes grupos hoteleros que operan en la entidad, empezó a ajustar su planta laboral, donde más de 700 trabajadores podrían perder su trabajo o ver reducidas sus percepciones. En este caso la afectación principal se debió al aumento del IVA del 11 al 16 por ciento, pues el grupo admitió que tuvo que absorber ese incremento porque ya había pactado sus tarifas desde el año anterior.

Es cierto que este nuevo esquema fiscal pone en aprietos a muchos pequeños, medianos y hasta grandes empresarios. Sin embargo, no debe ser este una justificación para permitir que operen empresas “pagadoras” que pasen por encima de los derechos de los empleados.

Ya sabemos que, incluso, empresas que se dicen “socialmente responsables”, utilizan desde hace años esquemas como el “outsourcing” y las “cooperativas”, precisamente para exprimir el mayor jugo a la edad, energía y entusiasmo de sus trabajadores, para luego deshacerse de ellos sin cumplir con las obligaciones patronales de seguridad social.

Haciendo su parte, con las Jornadas por el Empleo

En este contexto, se debe poner de relieve el programa conjunto que emprendieron el gobierno del estado y los municipios, precisamente para promover la colocación de empleados en puestos de trabajo que pasen los requisitos de seguridad social y dignidad.

Al señalar que en este evento se ofertaron más de tres mil vacantes y participaron más de 200 empresas, el Presidente Municipal señaló que estas jornadas se han consolidado como un instrumento que beneficia tanto a buscadores de empleo como a ofertantes al reunirlos en un mismo lugar.

En coordinación, el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Benito Juárez, con el respaldo del Gobierno de la República, impulsamos acciones y programas sectorizados que fortalecen el desarrollo integral de los cancunenses y benitojuarenses, como este día en que se realizó la “6a. Jornada Estatal por el Empleo 2014”, inaugurada por el gobernador Roberto Borge Angulo, en el Cancún Center, y la entrega de equipos de cómputo, vehículos, materiales deportivos y utensilios para distintas actividades escolares, para  alumnos de los ocho planteles del CECYTE en Quintana Roo, entre ellos los de Benito Juárez, afirmó el presidente municipal Paul Carrillo de Cáceres.

 El Presidente Municipal reconoció la gestión del gobernador Roberto Borge y su decidido apoyo al gobierno municipal en el trabajo coordinado enfocado a mejorar la calidad de vida de los habitantes, con acciones que se enmarcan en el Eje de Desarrollo Social, del Plan Municipal de Desarrollo 2013-2016, y el Plan Quintana Roo 2011-2016.

 “La actual administración municipal tiene la firme convicción de que el trabajo es la base principal del desarrollo de las familias y del crecimiento económico en la sociedad, de ahí que se ha dado énfasis en generar condiciones para lograr más y mejores empleos para los cancunenses y benitojuarenses”, afirmó Paul Carrillo previo al corte de listón de la “6a. Jornada Estatal por el Empleo 2014”, que encabezó el gobernador Roberto Borge, en presencia de los delegados federales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Fabián Vallado Fernández, y de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), Enoel Pérez Cortés, así como del secretario del Trabajo y Previsión Social de Quintana Roo, Patricio de la Peña Ruiz de Chávez. (@Antoniocallejo)

Deje un comentario

5 + 8 =