Dejan a perredistas contra la espada y la pared

laboladecristal
Quien domina el lenguaje flamígero y reaccionario, termina por descontrolar el pensamiento de sus pares para coincidir en un mismo objetivo. A través de una intervención ante los medios de comunicación en Cancún, particularmente, del diputado de la fracción perredista en San Lázaro, Silvano Aureoles Conejo y de la diputada de esa misma bancada, Graciela Saldaña Frayre.

En conferencia de prensa, encabezada por el diputado federal michoacano, y en la que estuvo presente la diputada federal por Quintana Roo, se aseguró que hubo un voto unánime en la plenaria de Acapulco para proceder contra el mandatario quintanarroense por lo que se empezó, -dijo-, a integrar un expediente legal para presentarlo ante instancias judiciales.

No es la primera vez que surge esta iniciativa, pues en la penúltima sesión del Consejo Nacional del sol azteca se puso sobre la mesa, pero no se reunió el consenso necesario y el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, optó por no agregar un conflicto más a la de por sí vida conflictiva del perredismo.

Uno de los primeros aspectos en ser modificados desde la instancia del perredismo nacional fue la adhesión histórica de estar en el Pacto por México junto con el PRI y el PAN, basado en una comprensible argumentación, que es por por el bien nacional, así que con el anuncio de la demanda de juicio político contra el gobernador Borge, se creó el desatino de dividir, al mismo tiempo, al perredismo local, en un alarde de aviesa manipulación de información.

Los desafíos de comprender, que integrarse es alinear intereses diversos en torno a un propósito común, o que lograr la integración, requiere aprender a hacer equipo en casa

Y es que un grupo de perredistas está en la línea de fuego frente al gobierno del Estado y otros, más bien, están por un repliegue estratégico, por lo cual se muestra incongruencia de los diputados federales Silvano Aureoles y Graciela Saldaña, que se haya inventado esta clasificación insulsa de juicio ´político al gobernador Roberto Borge sin bases contundentes, sino lo que se propendió a repetirla a pie juntillas.

Pero en el pleno de la fracción parlamentaria del sol azteca en Acapulco, un tanto lejos de los dominios del líder nacional del PRD, Jesús Zambrano, Silvano Aureoles y Agustín Miguel Alonso Raya, presidente y vicecoordinador del grupo parlamentario en San Lázaro, respectivamente, determinaron ejecutar de un vez por todas esta propuesta.

El barrunto mayor fue el discurso manifiesto con  maniqueo llevado por los diputados federales del PRD al extremo de tildarlo con el “nosotros», cuando se refieren a “nosotros mismos” como opositores,  si sólo estaba un puñado de la grey perredista en el Estado, con la notoria ausencia del líder estatal del PRD, Julio César Lara Martínez-, que en realidad pareciera una falsa hipótesis, pero crea división entre las tribus de perredistas en el Estado.

Y, además con combinaciones de argumentos imposibles. Cuando se unen a la defensa de periodistas como término de utilidad, porque adicionalmente, la legisladora Saldaña Fraire denunció la persecución de Borge contra periodistas en momentos en que la Comisión Nacional de Derechos Humanos pidió aplicar medidas cautelares para proteger al periodista, Sergio Caballero Alonzo, corresponsal de la revista Proceso.

Y mucha gente del perredismo local no hizo eco de ella porque se pronunció en términos afrentosos, por lo cual lo el anuncio de juicio político al Gobernador fue caer en la necedad de absorber todo un discurso inflado de descalificaciones, ante las cuales se debió actuar con prudencial sensatez, por lo que el intento le faltó consistencia y no cuajó.

Vienen espantar con el “petate del muerto”

En consecuencia, con el firme propósito de defender la identidad propia ante cualquier amenaza, con frecuencia se elude, se evita o incluso, se defiende de cualquier iniciativa de pretensión al descrédito con el dislate que pueda minar el terreno político.

Y de cómo de la noche a la mañana le volvieron a cambiar el nombre a las cosas y colocaron las designaciones a modo. “Para acusar hay que probar”, adujo el gobernador Borge porque… “Lo veo como llamarada de petate”.

Para hacer una solicitud de juicio político, se tiene que tener una investigación bien justificada. Puedo decir que tengo la conciencia tranquila, soy responsable de mis actos y mis actos van en el sentido de trabajar por el bien de Quintana Roo”, refirió el mandatario estatal.

Deje un comentario

Doce − 1 =