Columnistas

El buen fin

PUNTO FINAL
Jorge Cruz Escalante
Novedades Chetumal

.

Este fin de semana en todo el país se pondrá en marcha “El Buen Fin”, que en otras palabras, significa que los consumidores podrán tener acceso a productos a bajos precios y con facilidades de pago.

Bueno, eso es lo que dice la propaganda oficial de este “beneficio económico” para la gente, que en otras circunstancias difícilmente podría adquirir ciertos artículos, en particular los eléctricos y electrónicos. Supuestamente, “El Buen Fin” busca reactivar la economía fomentando el consumo, pero sobre todo, mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas.

buen fin5Sin embargo, todos los años el mini salario crece en un porcentaje insignificante; se calcula que más de siete millones de personas perciben un salario mínimo; muchos millones más trabajan de manera informal y aunque parezca increíble, hay millones de mexicanos que sólo viven de las propinas.

Las principales beneficiarias de “El Buen Fin”, son las empresas transnacionales y los grandes empresarios, a pesar de que las pequeñas y medianas empresas, representan el 52 por ciento del Producto Interno Bruto y generan el 72 por ciento de los empleos en nuestro país.

Pero además, algunas empresas participantes inflan los precios para después ofrecer falsos descuentos, meses sin intereses o plazos fijos, para que el consumidor compre lo que no necesita con un dinero que no tiene y para endeudarse por más de 48 meses.

Hagamos una pequeña operación matemática: si un obrero quintanarroense gana un salario mínimo, es decir,  63.77 pesos diarios, recibirá menos de mil pesos de aguinaldo, porque las empresas casi nunca dan más de 15 días de esta prestación de fin de año.

En muchos casos, las empresas registran a un empleado con un sueldo menor al que en realidad le pagan, para reducir su contribución al Instituto Mexicano del Seguro Social. Entonces, el trabajador recibirá un aguinaldo según esté registrado ante el IMSS y no conforme a la cantidad real que recibe cada quincena.

Si tomamos en cuenta que la situación económica del país es muy crítica, lo recomendable es que cada peso que gane el trabajador, lo emplee en cubrir sus necesidades básicas y no se endeude durante dos años, con el gancho de que le están ofreciendo un producto a menor precio y con facilidades de pago.

El Buen Fin surgió del arraigado Black Friday estadunidense, que inaugura la temporada de compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes. Esto ocurre un día después del tradicional Día de Acción de Gracias, el cual se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre.

Durante el “Viernes Negro”, en Estados Unidos se respetan las ofertas que se ponen al alcance de los consumidores, que pueden alcanzar hasta un 70 por ciento de descuento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 7 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba