mencho3

“El Mencho”… nada de mencho

viborianus 4

.

.

.

.

Este fin de semana, de los denominados largos, la violencia fue la nota principal, en todos los medios menos comprometidos, los asociados la llevaron en interiores, allí guardadita, obedientes. Destaca el hecho de violencia porque por primera vez en la historia del narcotráfico en México, un helicóptero de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), fue derribado por delincuentes identificados con el Cártel de Jalisco Nueva Generación, en él murieron seis de los militares ocupantes, con los cuales el saldo de caídos, suma 15, en su mayoría integrantes de las fuerzas militares.

Las cifras nos permiten apreciar la capacidad de fuerza y organización del grupo delincuencial, su estrategia operativa, su distribución y la selección de los puntos de ataque. ¿Será cierto? Estas acciones muy bien coordinadas paralizaron las principales actividades de la geografía jalisciense, pues según el último reporte, se contabilizan 19 organismos bancarios incendiados, 25 municipios afectados, 39 bloqueos carreteros, 15 heridos en su mayoría de las fuerzas del orden, más de medio centenar de vehículos incendiados, con tan sólo 19 detenidos, de los cuales algunos (9) han sido liberados por su nula participación. Los efectos del cartel de Jalisco también pusieron en jaque a entidades colindantes: Michoacán, Guanajuato, Nayarit. ¡Tremendo poderío!

La supuesta causa de esta terrible como temible violencia fue provocada por la intención de detener a Nemesio Oseguera Cervantes, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), mejor conocido como El Mencho; según informó el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido. ¿Cuánta verdad conlleva esa justificación oficial?, ¿Realmente cuántos fueron los muertos del bando paramilitar? La incertidumbre y desconfianza, no es tan sólo en razón de la responsabilidad periodística, sino también consecuencia de la tradición oficial, ya que, con el paso de los días, en las respectivas investigaciones informativas constatadas con la de los afectados, siempre distan entre ellas, siendo mayores a las oficiales.

En el caso del derrumbe del helicóptero no se había ofrecido la oportuna información, fue a consecuencia de lo ineludible, y de ya no proseguir su ocultamiento, así fue como se provocó la oficialización. ¿Qué fue lo fallido de la operación para detener al Mencho? El tal Mencho, ha demostrado contundentemente que de mencho no tiene nada. ¿La infiltración de los cuerpos policiales o militares será la posible causa o una de ellas? ¿Será solamente simulación?

El reto está presente, el desafío al Estado inocultable, la ofensiva de los grupos de la delincuencia han demostrado una súper-organización, envidiable hasta para las mismas fuerzas militares. ¿Por qué la contraofensiva de la delincuencia sí tuvo éxito y el asalto para atrapar al capo falló? El sentido común admite: ¡Algo no se hizo bien! ¿Dónde sucedieron las filtraciones? Tanto en uno como en otro sentido. Trae a nuestra mente aquel suceso fallido en Faluya cuando los mercenarios contratados (balckwater), por la máxima potencia militar, recibieron una “sopita” de su propio chocolate.

Una pregunta ronda la sesera desde hace varias colaboraciones: ¿Cómo no tenerle miedo a una administración gubernamental que tiene pánico a aceptar la verdad? Las palabras del secretario general de Amnistía Internacional (AI), Salil Shetty, confirman tal costumbre, sintetiza: “Este país está atravesando por una crisis muy grave en temas de derechos humanos y la respuesta gubernamental es como si no la hubiera”. Nosotros agregamos: Igual respuesta se tiene para la impunidad, la corrupción, el narcotráfico, mientras el país se desmorona, se les descompone entre las manos. ¡A ellos no les interesa!

Esta contraofensiva del narcotráfico, al sentirse agredido, fue una real evidencia del poderío de esas corporaciones delictivas, pero no se le da la debida importancia, bien pareciera una respuesta para corregir el rumbo de la complicidad. Cómo si entre ellos se reclamaran: ¿En qué quedamos? Pero si los cuestionas hasta los ofendidos se hacen. (Risita). ¿Podemos creer como fallido ese intento?

¿Cómo intentar explicar el sentido de fallido en esta operación del Estado mexicano en la pretensión del orden? ¿Se les pasó la mano? ¿Alguien abuso de su papel de autoridad? ¿Por qué abandonar la complicidad con este tipo de asedio? ¿El colapso del aparato de Estado era la reivindicación? ¿Sería tan sólo para conservar los temores sobre la sociedad? ¿Una acción gatoparduna? Así todo sigue igual, el narco prosigue sus operaciones y ellos desmantelando el patrimonio nacional. ¡Todos felices!, pues a la sociedad la llenan de temores.

PD.- “Se trata de una especie de Estado fallido, los poderes públicos están perdidos totalmente de control, están carcomidos. Es muy doloroso lo de México”. José Mujica (1939- ) Político uruguayo, 40.º Presidente, entre 2010 y 2015.
PD.- Seis ejecutados el fin de semana en Veracruz. Los cuerpos fueron encontrados con tiro de gracia y huellas de tortura, a un lado de la carretera Jalapa-Veracruz.

viborianus@gmail.com  Twitter:@viborianus   www.viborianus.com

Deja un comentario

* Campos obligatorios

cinco + catorce =

Noticias relacionadas

Periodistas Quintana Roo 2015.