Columnistas

Gasolina cara y de mala calidad

PUNTO FINAL
Jorge Cruz Escalante
Novedades Chetumal
.

Es ya una necesidad imperiosa que la Procuraduría Federal del Consumidor investigue con seriedad los abusos que cometen las estaciones de servicio ubicadas en Chetumal, porque no solamente venden gasolina cara, sino que además, ofrecen litros incompletos de muy mala calidad que está afectando los automotores.

No es nuevo que las gasolineras vendan combustible de mala calidad, así ha sido siempre y también la falta de acción de las autoridades encargadas de poner en cintura a las estaciones de servicio que por si fuera poco, explotan de manera indiscriminada a sus trabajadores, quienes apenas ganan el salario mínimo y de no ser por las propinas se morirían de hambre.

Los chetumaleños están en espera de que fructifiquen las gestiones del gobernador Roberto Borge Angulo y del diputado federal Raymundo King de la Rosa, para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y Petróleos Mexicanos, autoricen que el precio de la gasolina se equipare a la de la zona libre de Belice que es más barata.

Pero esa es sólo una parte del problema que soportan los automovilistas del sur del Estado, debido a que la gasolina que se expende en esta región de Quintana Roo, no cuenta con los parámetros de calidad necesarios para evitar que los motores de los vehículos se deterioren.

Con nostalgia, los chetumaleños recordamos cuando en la ciudad había dos o tres gasolineras que ofrecían un producto de alta calidad y un precio razonable, inclusive más barato que en otras partes de la república. La realidad es que a pesar de que existen muchas más estaciones de servicio en la ciudad, su calidad es muy mala, a la par de que venden litros de 900 mililitros.

Los dueños de las estaciones de servicio de Chetumal, se quejan amargamente de que los bajos precios de la gasolina que se vende en la zona libre, ha provocado la disminución de las ventas en un 20 por ciento en la capital del Estado.

La preocupación de los empresarios locales es justa y comprensible, pero tendrían que dejar de abusar de los clientes, quienes ante estas circunstancias, prefieren acudir a la zona libre porque ahí compran gasolina de calidad a un mejor precio.

Para los consumidores de Chetumal, homologar el precio de los combustibles que se venden en la zona libre de Belice tendría un beneficio directo e inmediato, pero no basta con eso, es necesario detener los abusos de los expendedores de gasolina que hacen de las suyas con la complicidad de una autoridad indiferente.

Según estadísticas oficiales, Chetumal es una de las ciudades más caras del país; entre los factores que potencian esta circunstancia están los altos precios de los productos básicos, el precio de los combustibles, el empleo informal y los trabajos mal remunerados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − 2 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba