Columnistas

Humillante revés al Congreso de Quintana Roo, arcaico y evasivo

Haydee García

Tras años de lucha y manifestaciones, hace unos días la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) despenalizó el aborto en una votación por unanimidad de los ministros en pleno.  Y aclarando, esto obliga a los Estados a quitar la pena de cárcel, lo mismo al Congreso del Estado de Quintana Roo que deberá quitarlo del Código Penal.

Este es un pequeño paso para las mujeres que luchan a favor de los derechos de todas las mujeres y niñas. En el caso del aborto, este arrastra la doble carga de ser estigma social y delito. Falta ver la reacción de los opositores que se encuentran en la XVI Legislatura de Quintana Roo, más los que se volvieron opositores para no perder su popularidad.

Recordando que de la XVI Legislatura únicamente los diputados que votaron a favor de la despenalización del aborto en Quintana Roo fueron, Iris Mora (PRD), Edgar Gasca (Morena), Hernán Villatoro (PT), José de la Peña Ruiz de Chávez (Verde), Sarah Pérez Endoqui (Morena), José Luis Guillén López (MAS), Judith Rodríguez Villanueva (Verde) y Ana Ellanim Pamplona Ramírez (PRD).

No hay que remarcar que el Junior verde, el diputado Erick Gustavo Miranda García, en ese tiempo presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (JUGOCOPO) no supo manejar la situación, y tras una fuerte negación ahora tendrá que despenalizar el aborto, quedando como un “dictador caído”, donde dejó a la red de feministas en Quintana Roo como vándalas, sin razón y sin cordura. 

El embarazo no planeado y el aborto ocurre en todos los países del mundo sin importar el nivel de ingresos, sea aborto legal o restringido; en México la interrupción voluntaria del embarazo estaba penalizada con cárcel en 28 entidades del país, incluyendo Quintana Roo porque varios legisladores del Congreso del Estado incluyendo la actual XVI, se negaban a quitarlo del Código Penal.

Aunque la SCJN ya dio el primer paso al despenalizarlo, habrá que ver que sanciones tendrán las mujeres o que otras nuevas leyes surgirán, ¿está usted seguro que los conservadores se cruzarán de brazos?, la presión social aún es muy fuerte, entre la iglesia católica y las demás religiones, que han criminalizado por décadas a las mujeres sin dejarlas decidir lo que hacen con su cuerpo.

La frase de “Creo en la maternidad como una elección, no como condena” ha surgido en varios países, pero sobre todo a mujeres que se cuestionan la maternidad, el aborto y el ser juzgadas por una sociedad de doble moral. Por décadas a las mujeres se les ha ordenado que hacer y se les ha juzgado severamente por tomar decisiones propias.

Las mujeres han tenido los medios de ejecución más antiguos como la lapidación y a la fecha muchos países aún conservan esas prácticas crueles. En Quintana Roo, no hay una sola ley que restrinja los derechos reproductivos de los hombres, como hay para las mujeres. Los legisladores son arcaicos y evasivos; veremos en estos días cómo actúan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diecisiete =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba