Columnistas

La crisis aprieta

PUNTO FINAL
Jorge Cruz Escalante

.

Las últimas noticias no son nada alentadoras para el sector productivo del sur de Quintana Roo: la homologación del Impuesto al Valor Agregado en un 16 por ciento en las zonas fronterizas, es un duro golpe para la economía de los pequeños comerciantes, quienes han tenido que cerrar sus establecimientos ante la falta de consumidores.

La homologación del IVA, aprobada por los diputados y senadores, ha propiciado el aumento de los precios de la canasta básica, afectando a las clases más desprotegidas que no encuentran otra salida que la de integrarse a la informalidad y en muchos casos, a engrosar las filas de la delincuencia ante la falta de empleo.

El asunto es dramático, cada vez se puede observar a más personas que se dedican al ambulantaje, para al menos tener algún ingreso que les permita sobrevivir, propiciando a su vez la falta de seguridad laboral para miles de familias que son cada vez más pobres.

Si se piensa que sólo las clases más depauperadas sufren la crisis galopante que enfrenta Chetumal y todo el sur de Quintana Roo, estamos equivocados; muchos egresados de una institución de educación superior tienen que dedicarse a labores muy distintas, ante la imposibilidad de hacerlo en las áreas productivas afines a sus estudios.

Pero el problema no se circunscribe a quienes trabajan en la informalidad; debemos considerar a quienes sí cuentan con un empleo formal, pero perciben sueldos de hambre, impuestos por empresarios que se aprovechan de la situación de crisis económica y la necesidad de tener una vacante de trabajo.

El rumbo que lleva la economía del sur de Quintana Roo, no es nada halagüeño; cada vez es más difícil encontrar un trabajo con sueldos dignos, al menos que se tenga la suerte de pertenecer a la clase política que no tiene de que preocuparse, puesto que aunque no sean productivos, viven como reyes gobernando a un país que está al borde de la crisis alimentaria.

robo chetumal 5Chetumal no es la ciudad que solía ser hasta hace unos años; al desempleo, bajos salarios y nulo poder adquisitivo de las clases populares, hay que añadir que el problema de la inseguridad es ya una realidad que preocupa a la sociedad ante la respuesta lenta de las autoridades encargadas de proteger nuestra vida y patrimonio.

Es cierto que la capital del Estado es más moderna, cuenta con espacios comerciales, avenidas amplias, instituciones de educación superior y muchas comodidades que antes no teníamos; sin embargo, un fantasma nos golpea cada vez más: el desempleo, la quiebra de pequeñas empresas, el comercio informal y la falta de seguridad social.

Entendemos que las autoridades hacen un gran esfuerzo para contrarrestar estos males que aquejan a miles de personas, que no están cruzadas de brazos, pero no es suficiente ante la avalancha de problemas que enfrentamos todos los días.

Mientras la economía de Chetumal está en crisis, la Zona Libre de Belice sigue viento en popa, inclusive se ha convertido en un desahogo para los chetumaleños al adquirir en ese recinto fiscal productos más baratos y de buena calidad, salvo ciertas excepciones.

Los que vivimos en Chetumal queremos que nuestra ciudad prospere, que sea una capital moderna, que genere empleos suficientes para sus habitantes, para que sea el máximo orgullo para todos los quintanarroenses.

Nos preocupa el incremento de los índices de criminalidad, sobre todo los patrimoniales, sin que estemos exentos de casos en los que personas han perdido la vida, aunque éstos todavía no son tan altos como en otras partes de nuestro Estado.

Pretendemos ser una ciudad del primer mundo, pero sin que tengamos que sufrir las consecuencias de otras urbes, que a cambio de su prosperidad económica, tuvieron que pagar un costo muy alto en aspectos como la seguridad.

A pesar de todo ello, los chetumaleños sabemos poner cara a los problemas, hemos salido adelante de muchas catástrofes, unas provocadas por la naturaleza y otras a causa de políticas erradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba