La derrota que dio la victoria al PRI

Palco Quintanarroense

Julio Cesar Silva
.

Jesús Duarte, ex líder juvenil del PRI, una de las piezas del engranaje que llevó a Carlos Joaquín a la victoria y actual delegado de la Secretaría de Infraestructura en Solidaridad, lo advirtió un año antes de que se definieran las candidaturas para las elecciones del 5 de junio pasado:

“No estamos promoviendo ninguna figura nuestra para la presidencia municipal de Benito Juárez. Se está aceptando desde ya que el candidato que postularemos no será nuestro y eso de ninguna manera es saludable, debemos por lo menos generar competencia interna”, decía.

Sin embargo, el mismo jefe político de entonces, Roberto Borge, atajaba la mención a cualquier otra posibilidad.

Gabriela Rodríguez Gálvez, quien hasta hace un año era oficial en la administración municipal de Paul Carrillo de Cáceres, fue una de las primeras invitadas a las Charlas de sobremesa y expresó en uno de nuestros programas sus intenciones de competir por la candidatura.

????????????????????????????????????

“¿Gaby? ¿De dónde?, ¿Marybel? (Villegas), ¿Mildred? (Ávila)… no tienen con qué, no hay manera que sean candidatas”, me dijo el entonces gobernador.

Y advertimos desde entonces que el PRI promovía su propio desmantelamiento y se aprestaba, como ocurrió más adelante, a entregar candidaturas de más a partidos políticos con escasa presencia en la entidad, que privó de espacios a los priistas que vienen empujando y con ello se generó una bola de nieva de inconformidades.

“Yo no concibo a un partido político que quiera montarse en otro y tomar lo mejor de éste para ir a las elecciones con la misma gente del otro”, señala el diputado federal panista en La sobremesa de esta semana.

De hecho, en los países europeos donde hay una sólida cultura de alianzas, los partidos políticos suman fuerzas, pero en México esos acuerdos restan a la agrupación grande.

“No estuve de acuerdo con las condiciones de la alianza que tuvimos en las elecciones pasadas. Se lo dije a Roberto Borge”, subraya “Chanito” Toledo en La sobremesa.

A la luz de los hechos, los acuerdos preelectorales que tomó el PRI, aderezados con el deseo de cambio en la sociedad, lo llevaron a la derrota, pero aunque hubiera ganado, también habría perdido. Aunque sea un contra sentido, el 5 de junio pasado el PRI ganó perdiendo.

El “Indio” Amaro, un narcotraficante de telenovela afirma que “nunca se esta tan mal como para no estar peor”.

Platea

“Yo soy antes de Roberto Borge y seré después de Roberto Borge”: “Chanito” Toledo.

Luneta

Uno de los principales compromisos que Laura Fernández reitera todos los días a sus colaboradores en Puerto Morelos es que no se endeudará al municipio.

Y hace unos días, en una entrevista al programa Omelette Político, el gobernador Carlos Joaquín puso a la administración de Paul Carrillo de Cáceres, quien paró la carrera deudora de Cancún, como ejemplo de que sí se pueden hacer las cosas sin pedir prestado.

Correo: jsilva@palcoquintanarroense.com

Twitter: @JulioCsarSilva | @PalcoQR

2 comentarios

  1. julio cesar silva… otro danmificado priista que tambien se lo llevó la chingada…

    hace tiempo que no sabía de julio cesar…

    como siempre sigue de mentiroso y lambiscón…

    perdoneme usted julio cesar pero no fué paul quien “paró” como usted dice la carrera deudora de cancun… para nada…

    permitame recordarle que desde la admnistracion de julian ricalde ya no se sacó ningun préstamo mas para cancun…y…

    para su conocimiento, hasta el mismo paul reconoció publicamente que la administracion de ricalde magaña no endeudó con un solo peso mas a cancun…

    deje de tratar de seguir engañando a la gente, cabron…

    Amén…

  2. Efectivamente Julio César Silva alias “El Rey Chiquito” (por aquella caricatura de Falcón) es parte del grupo de periodistas depredadores que comandan Lilia Arellano y el “Chocholá” Jorge González Durán (el mismo que mandaba a cobrar a su nombre a su esposa Blanca Monroy López su chayo de 110 mil pesos al mes). Julio César, “Chocholá!, Callejo, Pepe Gómez, los Millar y Luis Contreras Castillo son miembros destacados del periodismo más sucio de Quintana Roo.
    Pero eso no quita que el Legionario, lambiscón profesional de Carlos Joaquín, tenga razón: Julián Ricalde es tan corrupto como los borgistas y la prueba está en que la gente no voto por él en la pasada elección, al igual que le pasó a su corrupta hermana Alicia. Así o más claro.

Deje un comentario

5 − uno =