Columnistas

La violencia contra la mujer

PUNTO FINAL
Jorge Cruz Escalante
Novedades Chetumal

.

Una de cada tres mujeres en el mundo, serán o han sido víctimas de violencia física, sexual, económica, laboral o de cualquier otro tipo de vejaciones, incluso más graves como el asesinato, particularmente en países de África y Asia. En pleno Siglo XXI, en muchos países, las mujeres, incluso desde niñas, sufren todo tipo de maltratos y nuestro país por supuesto no está exento de estos abusos incalificables.

Hace unos días, el Instituto Quintanarroense de la Mujer, en coordinación con la Secretaría de Educación y Cultura, anunció la celebración de la campaña “Un billón de pie por la justicia”, que se realizará el próximo 19 de febrero en la Explanada de la Bandera de Chetumal.

El evento consiste en realizar una coreografía siguiendo la música de la canción “Rompe las cadenas”, interpretada por la cantante Manoella Torres, cuya letra se refiere a los maltratos que sufren las niñas y mujeres en todo el mundo, y la exhortación para que rompan el círculo vicioso de la violencia, que en pleno Siglo XXI sigue siendo un flagelo inaceptable.

Ese día, se espera la concurrencia de cuatro mil 500 personas, entre estudiantes, padres de familia, maestros, empleados de las oficinas de gobierno y en general, cualquier persona que quiera participar en un esfuerzo, que busca concientizar a todos sobre el grave daño que ocasiona a las mujeres una violencia irracional que tiene que ser erradicada.

 Hacemos un exhorto a los chetumaleños para que participen en esta campaña mundial, porque de manera simultánea se llevará a cabo en muchas ciudades de todos los continentes, para alcanzar la cifra de un billón de personas en contra de la violencia hacia las mujeres.

La violencia que sufren a diario las mujeres en todo el planeta, es considerada una de las formas más degradantes de violación de los derechos humanos, puesto que tiene muchas variantes como la violencia física, económica, sexual, racial, laboral, que en muchos casos desembocan en mutilaciones sexuales o de alguna otra parte del cuerpo.

Las mujeres padecen algún tipo de violencia, incluso de algún familiar cercano, sea su padre, hermanos, novio, esposo, jefe en el trabajo, etcétera. El problema tiene muchas variantes, va desde el machismo tan acendrado entre los mexicanos, a la creencia extendida en algunas religiones de que las mujeres son inferiores a los hombres.

No podemos permitir que sigan prevaleciendo estos abusos contra las mujeres, es inadmisible que con tantos adelantos tecnológicos y científicos, con la infinidad de esfuerzos desplegados por los países que a través de la educación buscan concientizar a la sociedad, la mujer sea todavía víctima de una violencia que segrega, que lastima y  constituye un agravio para todos.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + dieciocho =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba