Columnistas

Las promesas de campaña

Punto Final

Jorge Cruz Escalante
.

Los candidatos de todos los partidos políticos en campaña, ya sea a la gubernatura, presidencias municipales o diputaciones locales, hacen todo tipo de promesas electorales, muchas de ellas sacadas de la manga, producto de la coyuntura del momento, sin tomar en cuenta si son viables o no, porque lo importante es aparecer ante los ciudadanos como políticos que todo lo pueden.

Unos aseguran que de llegar al poder, donarán el 50 por ciento de su salario para financiar una universidad, como si construir una institución educativa de tal magnitud fuera cualquier cosa. Para ellos, lo importante es prometer lo que sea, creyendo que la gente que los escucha es ignorante o sufre de algún retraso mental para creer semejantes patrañas.

Otros prometen infinidad de cosas más, que no soportarían ni un mínimo análisis superficial, por eso los ciudadanos que acuden a los mítines partidistas o atienden a los candidatos en sus domicilios, deben cuestionar las propuestas para saber si el personaje que lo quiere gobernar, tiene una idea cabal de lo que propone y cómo lo concretaría.

En todas las campañas políticas se suman innumerables promesas, la gran mayoría nunca se cumplen después y los políticos, no crea usted que sufren de algún cargo de conciencia, para ellos llegar al poder es lo más importante y a la gente pues sólo hay que echarle otra mentirilla para tranquilizarla.

Por demás está decir que una campaña política sin promesas no sería tal, sin embargo, los candidatos deberían concretar propuestas viables, reflexionadas, lógicas, y no simplemente sacarse de la manga alguna ocurrencia para darle atole con el dedo a la audiencia que lo escucha.

Hay muchas pequeñas promesas que se pueden cumplir sin tantos problemas, sólo se necesita voluntad política; a los ciudadanos les preocupa que sus calles estén llenas de baches, que no haya seguridad en sus colonias, que la delincuencia desquicie la tranquilidad de su entorno.

Claro que también está la problemática de la falta de empleos, de servicios de salud, de falta de infraestructura urbana y otras demandas mucho más complicadas, pero si la gente comprueba que los gobernantes comienzan a dar respuesta a las cosas sencillas, creerán que lo más difícil se podrá resolver después.

Otro punto que ha sumido en la incredulidad a los ciudadanos, es el pasado reciente de muchos candidatos, como es el caso de los que fueron presidentes municipales y ahora quieren serlo de nuevo, enterrando en el olvido las múltiples promesas que nunca cumplieron.

Estas campañas electorales serán sin duda las más sui géneris en la historia de Quintana Roo: desde candidatos que ya fueron gobernantes, pasando con los que quieren heredar el cargo de un familiar, hasta los que dejaron de ser priistas para tornarse oposición.

De todo hay en esta elección, la pregunta es si de tantos que buscan el poder, hay al menos cuatro o cinco que tengan como objetivo primordial no defraudar a los ciudadanos que esperan mucho de ellos, para al menos encontrar una salida a tantos problemas que lo aquejan.

Sería una burla que los candidatos sólo estén jugando con los anhelos de miles de quintanarroenses, con el único objetivo de llegar al poder para satisfacer sus intereses personales, familiares o de su grupo político, sin tomar en cuenta el futuro de los quintanarroenses que desde hace muchos años, viven en espera de que sus políticos se pongan en su lugar para entonces sí, actuar en consecuencia.

El escrutinio final llegará el cinco de junio, el día de las elecciones, que será cuando los candidatos y sus partidos sepan qué tanto fracasaron en su intento de llegar al poder, a cuántos convencieron con sus promesas y algo no menos importante, cuántos votaron y cuántos se abstuvieron.

Lo visto hasta ahora no da pie para mucha esperanza, esperemos que en el transcurso de lo que resta de las campañas, haya un cambio en la manera de abordar la problemática social que se desprende de las peticiones ciudadanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 10 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba