Columnistas

Lo invisible de lo visible

Visión Intercultural

Francisco J. Rosado May
fjrmay@hotmail.com

Lo visible 1. Hace unos meses un vecino, muy apreciado en Felipe Carrillo Puerto, reconocido chiclero, palapero, que puede ser catalogado como experto hombre de monte, salió con unos amigos hacia un segmento del monte del ejido de FCP, por su avanzada edad le pidieron que se quede en el vehículo. Al cabo de unos minutos el vecino decidió ir a ver a sus amigos al monte. Cuando los amigos salieron no encontraron al vecino.

Varias personas se movilizaron, peinaron del monte. El vecino no apareció. Un par de días después, la autoridad de Chunhuas notificó que un ejidatario de ahí encontró al vecino en el monte y lo condujo al poblado.

El vecino se encontraba bien, tranquilo pero deseoso de ver a su familia y amigos. ¿Qué pasó? ¿Cómo un experto se puede perder en un medio que conoce mucho muy bien? Lo invisible 1. El vecino confirmó lo que la gente del pueblo de Chunhuas y FCP, conocedores del monte, decían. Se encontró con el espíritu del monte quien le dijo que no era su tiempo; platicaron de muchas cosas y lo llevó en el camino que acostumbraba caminar la persona que lo encontró.

Los cálculos de personas conocedoras estiman que el vecino caminó unos 20 km en la selva y por muchas horas.

Lo visible 2. Hace unos años, cuando se amplió la carretera FCP-Tulum, en una sección cercana a FCP ocurrieron muchos, demasiados, accidentes mortales.

Aún hay cruces sembradas en la orilla de la carretera, misma que parece no tener alguna situación de alto riesgo como una curva o pendientes mal trazados, baches o cruce anormal de animales.

Tiempo después se llevó a cabo una ceremonia religiosa, católica, en el lugar y otra con base en la cultura local. Los accidentes parecieron detenerse.

Lo invisible 2. Algunos sobrevivientes de esos accidentes, conductores, pasajeros, hablaban de que una pipa se les atravesó y causó el accidente; no se encontraron huellas que confirmaran la versión. Otras personas hablaron de que en ese sitio convergían energías raras, algunas veces conocidas como vientos; tenían que ser atendidos.

Lo visible 3. Los medios han cubierto extensivamente el proyecto del tren maya, especialmente el tramo 5, Cancun-Tulum. Se sabe la posición del gobierno federal, los trabajos que se han llevado a cabo, el sistema de ríos subterráneos, las cavernas y el papel de Xibalbá en la cultura Maya, los juicios de amparo, la suspensión temporal de la obra, entre otros asuntos.

No se ve en el horizonte una posibilidad de diálogo para zanjar diferencias o para hacer las aclaraciones de preguntas que cada lado de la discusión tiene. Trabajadores del proyecto, especialmente los que no son de la región, usan aparatos de geolocalización para evitar “perderse” en la selva.

Lo invisible 3. En un día que parecía de rutina, uno de los trabajadores foráneos asegura que vio claramente a una persona bajo un árbol que lo llamaba, pensó que necesitaba ayuda. Acudió pero no vio a nadie, ni siquiera una silueta o rama en forma de persona. Otro trabajador escuchó ruido en la copa de un árbol en la orilla del desmonte.

Se acercó, no vio nada. Al tratar de regresar a su rutina se le cayó encima una och can (boa); le pegó tremendo susto, en unos segundos la serpiente desapareció sin haber bajado de su cuerpo.

Hay versiones de trabajadores mayas que han decidido no seguir porque se les pierden o algo les cambia de lugar sus cosas; perciben que son aluxes o Juan del monte o el viento, no quisieron arriesgarse. ¿Se ha pedido permiso a los dueños del monte? Quizá deberían. Cualquier parecido con la realidad, ¿es coincidencia? Es cuanto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 3 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba