Mario Villanueva, la entrevista

Mario es un filón de oro en manos de cualquier periodista.

Da la nota en todo lo que dice. Solo es cuestión de provocarlo.

Mario disfruta cuando lo están entrevistando. Se siente a sus anchas cuando se encuentra frente a un hombre de la pluma.

Está en su mero mole cuando se trata de externar todo lo que siente.

La pelota está en su cancha y juega a placer con ella cuando enfrente tiene a un reportero que está tomando nota de todo lo que dice.

Mario no tamiza lo que sale de su interior. Va tal cual. No mide consecuencias. Prefiere ir zurciendo luego lo que descosieron sus audaces declaraciones.

El reportero, viejo lobo de mar, sabe que se encuentra ante la nota que multiplicará su audiencia durante toda la semana. Sabe que, tan solo estar ahí, entrevistándolo en el interior de un penal, ya es una primicia que por supuesto le envidian muchos osados guerreros de la pluma.

El periodista sabe que enfrente tiene a una especie de kamikaze que está dispuesto a soltar la sopa ante cualquier provocación, por mínima que sea.

Mario, a su vez, sabe que no está frente a un reportero del montón. Sabe que su interlocutor cuenta con audiencia. Sabe que lo que diga tendrá inmediata transcendencia.

Mario, marinero de los siete mares, sabe que el personaje que tiene enfrente cuenta con un pedigrí de excelencia en el concierto periodístico.

Genio y figura hasta la sepultura, sabe que es ahora o nunca. Sabe que está en el mejor momento para soltar sus dardos, terriblemente envenenados, que impactarán en zona vulnerable.

Mario sabe que, al menos en su tierra, en donde cuenta con fans por todos lados, tiene a mucha gente pegada al televisor, escuchando, digiriendo lo que sale de su pecho ronco, que de vez en cuando auxilia echando leves tosidos en la bufanda que lleva enrollada en el cuello.

Por eso se expresa despacito y con lenguaje llano para que hasta el paletero capte todo lo que dice.

Mario, cuando escribe o cuando habla, no deja títere con cabeza. Su asombrosa memoria, pese a los años, se convierten en un arma letal cuando de externar su opinión se trata.

Los c…jones de Mario, son legendarios.

Al menos en estas tierras, muchos pueden dar cuenta de ellos. De ahí que, así como es idolatrado por legiones, también es odiado por quienes sienten que fueron objeto de sus arrebatos.

Mario, con la entrevista, se la está jugando, está apostando todas sus canicas. Está colocando sus huevos en una sola canasta.
Sabe que así como le puede funcionar, puede que se le venga el mundo encima.

Es un riesgo calculado. Sabe que es ahora o nunca. No tiene nada que perder a fin de cuentas. Lleva 17 años recluido y raya en las siete décadas de vida.

Mario, en estos momentos, es una especie de talibán con varios kilos de dinamita enrollados en el cuerpo.

Dependiendo de las consecuencias de su acto, Mario sabe que, o se va al cielo, sin aduana de por medio, o -que importa ya- continúa deambulando en su propio y cotidiano infierno.

Segunda parte

2 comentarios

  1. DIOS NUNCA ABANDONA A LOS HOMBRES JUSTOS, Y EL INGENIERO MARIO VILLANUEVA FUE UN EXCELENTE GOBERNANTE, QUE ADEMÁS DE NO ROBAR, DEJÓ LAS ARCAS DEL GOBIERNO DEL ESTADO DE QUINTANA ROO LLENAS E HIZO MUCHO POR LOS QUINTANARROENSES, PARA QUE SUS SUCESORES LLEGARAN COMO LOS BUITRES Y DELINCUENTES QUE SON A ROBARLE AL ESTADO; ÓJALA Y SE IMPARTA LA JUSTICIA COMO DEBE SER Y PUEDA EL EXGOBERNADOR OBTENER SU LIBERTAR, LA CUAL ESTÁ PAGANDO ÉL SÓLO POR MUCHOS FUNCIONARIOS Y EXFUNCIONARIOS QUE LE DIERON LA ESPALDA Y SE ENRIQUECIERON A COSTILLAS DE ÉL, DESCONOCIÉNDOLO CUANDO FUE PRIVADO DE SU LIBERTAD. LOS CIUDADANOS QUINTANARROENSES TENEMOS FÉ EN QUE PRONTO NOS DEN LA BUENA NOTICIA QUE EL ING. VILLANUEVA RETORNA LIBRE A SU BELLO ESTADO. ÁNIMO SEÑOR VILLANUEVA, QUE TODOS LOS CIUDADANOS EN QUINTANA ROO LO ESTAMOS ESPERANDO CON LOS BRAZOS ABIERTOS, PARA QUE PONGA ORDEN ANTE ESTOS BUITES, SINVERGUENZAS Y DELINCUENTES DE LOS FUNCIONARIOS Y POLÍTICOS Y LES ENSEÑE CÓMO SE DEBE GOBERNAR UN ESTADO SIN TENER QUE ROBAR.

Deje un comentario

4 × 3 =