Columnistas

Nuestros cínicos diputados locales, una fauna muy venenosa para Quintana Roo

Haydee García

Es tiempo de analizar todas las propuestas para diputados locales. Hay algunos que valen mucho la pena, pero hay otros que son solo la escoria de la sociedad podrida y cuadrada. Hay de todo y uno a uno vamos a desmenuzarlos, ya que con los sueldazos que cobran por no hacer nada vale la pena la crítica constructiva.

Vivimos en una sociedad que olvida muy rápido. En Quintana Roo tenemos memoria de pez y los sucesos vergonzosos de estos políticos se los pasan como sartén de teflón, y es que se sabe que de la actual administración estatal los 25 diputados únicamente cobran cuantiosas sumas para ser simples servidores del gobernador en turno; son monigotes a la orden de los intereses del amo.

Analizar el trabajo de los diputados es como pedirle a un burro volar; sus resultados dan vergüenza, son faltistas, ignorantes de las necesidades del pueblo, sus iniciativas son fusiladas de Wikipedia porque no se toman la molestia de buscar asesores preparados, y las necesidades de sus distritos y sus promesas de campaña se las pasan como papel de baño. No encontramos calificativos para su torpeza y aún así los dejamos continuar en el poder.

El mejor ejemplo de ello es el diputado Gustavo Miranda García, mejor conocido como el “Junior Miranda”, quien saqueó el Congreso como presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo). Y no solo no transparentó las anomalías en contratación de software “Blockchain”, esto después de que se supo tras muchas especulaciones que la aplicación “Avalanche” con tecnología blockchain, tuvo un costo neto de 4 millones 964 mil 800 pesos mensuales.

La gran estafa del junior verde dio inicio en enero de 2020 y fue la primera acción que tomó al ser presidente de la Jugocopo, donde otorgó un contrato por casi 5 millones de pesos a la empresa MTZ Especialistas y Soluciones Integrales S.C., con domicilio en calle Ajusco 812, colonia Volcanes, C.P. 68020 Oaxaca, Oaxaca.

Gustavo Miranda cubrió sus huellas muy bien contratando a un experto maquillista, quién había estado en la Auditoría Superior de la Federación, y otros más para no dejar cabos sueltos, pero la prensa ventiló las cuantiosas sumas derrochadas por el diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), quién además de las 42 iniciativas supuestamente promovidas del 2019 al 2022 solo una es de él y fue turnada a la Comisión de Planeación y Desarrollo Económico.

El trabajo de este político solo fue saquear. Pero los 24 restantes están en una situación similar, algunos solo son fieles al dinero, a los excesos y solo sirven al gobernador, quien incluso tiene a varios en nóminas cobrando mensualidades obscenas que no se reflejan en ningún lugar porque es dinero que obtienen gracias a ser los servidores del gobierno, como lo es el diputado Edgar Gasca Arceo, de quien hablaremos en la siguiente columna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − 7 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba