Columnistas

Nuevos aires en la UQROO

Punto y aparte

Jorge Cruz Escalante
Novedades Chetumal
.

El pasado 18 de agosto, el joven chetumaleño Ángel Rivero Palomo tomó posesión de la Rectoría de la Universidad de Quintana Roo, para el período 2015-2019, en una ceremonia presidida por el gobernador Roberto Borge Angulo.

Este experimentado, aunque joven servidor público, tiene todos los merecimientos para ocupar un cargo que para él, quien es egresado de la UQROO, debe representar no sólo un reto profesional, sino incluso personal.

angel rivero rector2Rivero Palomo llega con una gran madurez como funcionario público, sus puestos dentro de la administración estatal, dan cuenta de un político con ideas nuevas que serán de mucho provecho para la academia, la investigación, la extensión universitaria y su vínculo con la sociedad quintanarroense.

Su plan de trabajo demuestra que se trata de alguien conocedor de la academia quintanarroense, sus propuestas de trabajo son amplias y toca todas las aristas para consolidar a la UQROO en una institución que debe encabezar siempre el desarrollo de nuestro estado.

Esta parte de la responsabilidad social de la Universidad con Quintana Roo es la más importante, pues no se trata sólo de preparar profesionistas que habrán de enrolarse al mercado laboral, sino hacerlos conscientes de que el futuro de la entidad está en manos de jóvenes exitosos y con visión de futuro.

Es tiempo de que nuestra Universidad deje de lado las confrontaciones estériles, que en los últimos tiempos la han convertido en un verdadero polvorín, cuando su función es la formación integral de las futuras generaciones de profesionistas, para hacer frente a un mundo globalizado cada vez más competitivo.

Ángel Rivero tiene la juventud, el empuje y el convencimiento de cuál es la prioridad de la Universidad de Quintana Roo: convertirla en una institución fuerte, consolidada, que busque en todo momento la formación profesional de sus alumnos, pero intentando en todo momento vincularse más a la sociedad de la que forma parte.

Nunca más debe ser vista la UQROO como una institución desvinculada de la problemática estatal, su responsabilidad social va más allá de cualquier intento personal o de grupo por descarrillarla de su objetivo principal que es formar profesionistas de calidad, exitosos y comprometidos con las mejores causas de nuestra sociedad.

La UQROO no es una simple escuela donde el alumno acude a conseguir un título para que cuelgue en la pared de su casa o dar satisfacción a sus padres, es una institución en la que no cabe la mezquindad como política y donde los intereses de unos cuantos tampoco pueden descarrilar un proyecto que es de todos los quintanarroenses.

Ángel Rivero tiene en sus manos un gran reto, pero cuenta con los conocimientos y sobre todo el compromiso que se necesita en la rectoría de la UQROO: buscar a toda costa que la Universidad se dé a conocer como una escuela líder en la formación de profesionistas, en la investigación y en la academia al más alto nivel.

Durante la ceremonia en la que tomó posesión de la Rectoría, se pudo comprobó que se trata de un joven político con las tablas necesarias para hacer frente a una gran responsabilidad, quizá la más importante de todas las encomiendas que ha recibido en su corta pero fructífera carrera como servidor público.

Pero además tiene un plus a su favor: es el primer egresado de la Universidad de Quintana Roo que alcanza el máximo cargo en la institución educativa, particularidad que seguramente habrá de impulsarlo a comprometerse aún más con su alma mater. En síntesis, su elección como rector de nuestra máxima casa de estudios motiva a creer que vienen tiempos buenos para la UQROO.

La Universidad de Quintana Roo es el espejo de nuestra sociedad, hay que cuidarla y fortalecerla en todos sentidos, no es posible desvincular a una institución de su calibre con los grandes retos que significa formar a los mejores profesionistas que se encargarán de seguir consolidando el desarrollo estatal.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 16 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba