El Peje y Beto Borge en la guerra electoral

Novedades Chetumal
.

No pocos candidatos –y las dirigencias de los partidos que los postulan en coalición– dejan de advertir el ingrediente de los personajes y malosos que afectarán la doble elección federal y local, lanzadas a una canasta como nuevo experimento con serpientes.

El candidato presidencial moreno Andrés Manuel López Obrador soporta el peso de la elección, a tal grado que todos los candidatos –a diputaciones federales, senadurías y alcaldías– se refugiarán en su manto para succionar ese poderío electoral que se ha impuesto aquí en dos grandes batallas por la presidencia, en 2006 y en 2012.

El huracán Peje azotará cuando los quintanarroenses acudan a las urnas para elegir a sus 11 presidentes municipales, fenómeno que no se había probado porque los procesos federales tenían fecha propia. Ahora López Obrador será el rival a vencer por todos los candidatos que compitan contra la coalición encabezada por Morena y flanqueada como cobriza Blancanieves por los enanitos PT y Encuentro Social.

Los candidatos morenos no han colgado la hamaca porque fueron seleccionados por su musculatura electoral, pero esta aportación es pequeña –no despreciable– comparada con el vigor colosal de su candidato presidencial. La mayor aportación la hace la multi partidos cancunense  Marybel Villegas Canché, quien ha superado cómodamente a la panista chetumaleña Mayuli Martínez Simón.

En el establo del PRI no deja de incomodar el factor pestilente de su ex gobernador prisionero Roberto Borge Angulo, cuyos actos malvados –y los que se sigan acumulando en las próximas lunas– son refrescados en una capital del estado con potente memoria.

El defecto Beto pega más en Chetumal –capital del estado–, cuya población decidió la elección de 2016 abrazando la candidatura retadora del ex priista Carlos Joaquín González, entregando de paso las llaves del reino capitalino a otro ex priista: Luis Torres Llanes.

La candidata priista chetumaleña María Hadad Castillo tendrá que desactivar las bombas del borgismo para entrar en zona de competencia e inquietar a los dos favoritos: Fernando Zelaya Espinoza (PAN) y el moreno Hernán Pastrana Pastrana, alcalde del PRI cuando el municipio no había sido atropellado y maltratado en hospitales del crimen.

2 comentarios

  1. Y recordar que los candidatos de Morena son Borgistas-Felixistas…José Luis Pech Varguez, con el empezó el endeudamiento descomunal del Estado siendo Secretario de Hacienda de Felix Gonzalez…Marybel Villegas, Diputada que le aprobó todo a Borge y por eso se llevó sus millones, su notaría y la delegacion de SEDESOL, Hernán Pastana, no de manera directa pero todas sus hijas estuvieron en puestos clave $$$$$$ en el sexenio Borgista….pues entonces, Todos son MORENA, todos son Beto Borge

  2. Excelente comentario de Ciudadano.

    Los más corruptos priístas-borgistas son las lacras Marybel Villegas y José Luis Pech, cuyas gestiones al frente de dependencias federales y estatales (respectivamente) durante administraciones priístas (Félix-Borge) estuvieron marcadas por los cochupos, las transas, la corrupción, opacidad, clientelismo, los desvíos de recursos públicos

    Lamentablemente, la gente no se da cuenta de que los candidatos que impuso el peje en Quintana Roo son una burla y una mentada de madre para la ciudadanía que ingenuamente cree en el pejismo, el cual debería quedar totalmente desacreditado en vista de las impresentables y asquerosas ratotas que pretende llevar al Senado.

    Como olvidar cuando Marybel Villegas fue nombrada como delegada estatal de la SEDESOL por el entonces secretario y hoy candidato presidencial J.A.Meade, por recomendación del criminal Borge y con visto bueno de Peña Nieto. Su paso por la dependencia se caracterizó por los abusos de autoridad y por estar involucrada en los desvíos generados por esta dependencia a través del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS). El gobierno peñista protege actualmente a todos los involucrados, incluida la candidata pejistas.

    No hay que olvidar al vomitivo José Luis Pech, cómplice de multimillonarios desvíos de recursos cuando fue secretario de hacienda con el exgobernador Joaquín Hendrix (siendo parte del infame negocio de Mega -Tranza-escultura) y otros tantos negocios turbios al amparo del poder durante su estancia en el gabinete. Además de su actitud déspota y su nepotismo, opacidad y corrupción cuando fue rector de la Universidad de Quintana Roo, cuyo desfalco más emblemático (por la virulencia de su cinismo) fue regalar un valiosísimo predio costero en la Riviera Maya (hoy la lucrativa Aldea Zamá) “a cambio” supuestamente del predio del área protegida Xcacel-Xcacelito (que por su estatus legal, no es legalmente posible someterlo a procesos de compra-venta, por lo que no tiene ningún valor comercial). Como se puede deducir este ha sido el peor golpe económico que ha padecido la UQROO en su historia, pues si el predio se hubiera vendido directamente por parte de la institución a un precio justo la ganancia pudo ser invertida para mejorar su calidad o ampliar su cobertura pero en lugar de eso su patrimonio fue violentado por corruptos políticos de los que Pech Varguez fue no solo cómplice sino activo socio.

    Teniendo en cuenta lo anterior y aunque parezca increíble, lo candidatos más criminales al Senado por Quintana Roo no son los que compiten bajo el emblema tricolor, si no dos de sus hijos pródigos ahora pintados de guinda, como lobos disfrazados de ovejas, camuflados entre el rebaño del mesías mientras buscan su camino para seguir ordeñando desvergonzadamente el presupuesto.

    Si a alguien le ha gustado este texto sienta se libre de compartirlo, o editarlo como crea conveniente. Lo importante aquí es desenmascarar a estas bazofias. Saludos.

Deje un comentario

cuatro + seis =