Póker en el juego electoral

EN LA MIRA

Ramón Humberto González Reyes
.

Periodistas del Caribe, A.C. efectuó una serie de invitación a diversos candidatos a puestos de elección popular, sin distinción de personas, sexo, partido o posición en la competencia; en ese contexto, acudieron, en orden de aceptación, asistieron: José Luis Pech Várguez, Luis Torres Llanes, Mauricio Góngora Escalante y Arlet Mólgora Glover.

Atendiendo a la legalidad y fundamentando mi pregunta sobre la legalidad de la propaganda instalada en el equipamiento urbano, que el Artículo 250, fracción 1 inciso f, señalan: que no está permitido instalar propaganda en el equipamiento urbano y además, esta debe ser  de textiles, biodegradable y reciclable. De mi observación pregunté en el orden descrito, que el por qué y el primero respondió que estaba consciente de la ilegalidad, pero que la propaganda la enviaba e instalaba su partido y una semana después manifestó que le estaban instalando o sembrando propaganda con fines de ser sancionado.

????????????????????????????????????

Al segundo, a pregunta expresa sobre el tema, pareció desconocer su ilegalidad y manifestó que en su caso, la solución sería que lo impugnaran; de tal manera que si al delincuente que la ley no castiga por omisión, puede seguir delinquiendo.

Al tercero, en su momento, respondió que no estaba instalando propaganda en el equipamiento urbano, aunque posteriormente observé que el Partido Verde, había colgado pendones en postes de alumbrado público, aunque cumplían con el requisito de estar elaborados con textiles.

La cuarta, fue contundente al señalar que su propaganda solamente se estaba instalando en domicilios particulares con la anuencia de sus ocupantes.

En mi opinión, de los cuatro, a preguntas propias y de compañeros en las mesas, las propuestas de los susodichos, versaron sobre trabajo, pago de la deuda pública, empleo a las personas de la tercera edad, agilización de trámites burocráticos y la continuidad de personajes que de servidores públicos se convirtieron en verdaderos sátrapas o ladrones, el respeto a la libertad de expresión. Al respecto, el conocimiento preciso de la administración pública y sus recovecos;  quienes respondieron con suficiente propiedad, fueron el tercero y la cuarta; sin entrar a la descalificación o denostación de sus contrarios.

Ahora bien: la autoridad electoral está suficientemente omisa para no observar las violaciones que se han cometido a diferentes artículos de la LEGIPE porque parece que cuando los Partidos Políticos, en su mayoría, violan las disposiciones electorales vigentes, se convierte en complicidad de la Partidocracia, y le tiembla el ese para aplicar las sanciones procedentes; de ese modo, cómo se castigará a los candidatos y partidos que hayan rebasado los topes de campaña en más del 10 por ciento; que ameritará anular los triunfos o aplicar multas que signifiquen disminución del financiamiento ordinario de cada Instituto Electoral en una sola emisión, no en abonos fáciles, como es la costumbre.

Y entraremos a un ejercicio que en México, es un verdadero circo y de lanzamiento de propuestas o de señalamientos acusatorios sin exhibir documentos y que la ley señala que quien tiene conocimiento de delito o delitos que castiga la ley, si no denuncia ante autoridad competente, se convierte en cómplice.

Lo anterior suele suceder solo en campañas electorales, y después se olvida como las amenazas que: de resultar triunfador, se turnará para ser procesados por el robo de que hemos sido objeto los ciudadanos durante décadas; la parafernalia del debate dejó mucho que desear y sus protagonistas?, tibios o tronantes con dedo flamígero, olvidando que son gusanos de la misma guayaba, porque es inocultable que su riqueza inocultable, es producto de la trapacería, llámese fraude o robo; veremos que resulta en la elección del domingo cinco de junio; hay que salir a votar, los ciudadanos podemos equivocarnos, es nuestro derecho y privilegio y…Al tiempo.

Deje un comentario

4 × tres =