Columnistas

Por Ayotzinapa… por México

Petición para Presidente de México Enrique Peña Nieto

Esta petición será entregada a: Presidente de México Enrique Peña Nieto

#ProyectoSofía: Que se vaya Enrique Peña Nieto

Karina Gidi
México

Mi hija Sofía me preguntó: ¿si podríamos cambiar de presidente?, le contesté: ¡que suponía que sí, aunque no creía que fuera fácil! Escribió en un papel: Personas que quieren la renuncia de Peña Nieto. Me dio su pluma, firmé. Agarró su diccionario escolar para apoyarse y me dijo: me voy a juntar firmas.

renuncia EPNSalí con ella, acompañándola en su proyecto. Empezó tocando las puertas de nuestros vecinos. “Estoy juntando firmas para que renuncie el presidente, ¿quiere usted firmar?”. Luego llegamos a la avenida y ahí le pidió su firma a la gente que pasaba. Fuimos a la papelería, a la tiendita, a la estética, llegamos al parque y ahí abordó a todos los adultos que encontró. “Mi firma no cuenta porque tengo 11 años, pero si junto muchas firmas de adulto tal vez eso sí cuente”. ¡Debí haberla grabado!

Con algunas personas dudaba, “están muy ocupados, mamá, no los quiero interrumpir”. La señorita de la veterinaria le dijo “¿qué vas a hacer con estas firmas?”

Sofía: Pues no sé. Llevarlas al gobierno.

Vet: ¿Es un proyecto de la escuela?

Sofía: No, es idea mía.

Vet: ¿Y cuáles son tus argumentos?

Sofía: Peña Nieto no le ha respondido como se debe a los familiares de los estudiantes desaparecidos, se fue a China y tiene una casa de 80 millones de pesos.

Vet: Ojalá juntes muchas firmas.

Sofía: Gracias.

Llenó las hojas que llevaba consiguiendo 48 firmas y volvimos a casa. Sólo 5 personas se negaron a firmar.

Sofía: Mañana voy a salir con más hojas y en una bolsa voy a llevar éstas para que vean que más gente ha firmado. Y le voy a pedir a mis amigos que hagan lo mismo en su colonia. Pero, mamá, son poquitas, van a faltar muchísimas firmas.

Yo: ¡No pienses en eso! ¡Poco a poco!. Acuérdate lo que dice el Emperador en Mulán: un grano de arroz puede inclinar la balanza. Juntamos estas firmas con otras de otros grupos y serán muchas más.

Sofía: Yo quiero ser como ese grano de arroz.

Yo no tengo idea de cómo se destituye a un presidente. Pero ojalá pueda de verdad llevar esas hojas a alguna parte que ayude a Sofía a sentir que su esfuerzo vale la pena, que lo intentamos a toda costa. Fui incapaz de decirle que no lo hiciera, que era casi imposible. No puedo cortarle las alas. Esta generación viene con fuerza, con fe y determinación, y con un concepto de lo que es decente y justo que ya quisieran muchos para un fin de semana.

Y por eso les comparto esta petición y les invito a firmar, porque en esta casa hay una niña de 11 años que de manera pacífica y decidida quiere hacer de México un mejor país, por favor vamos a echarle una mano.

Amigos y lectores, compartimos este bonito ejemplo de vida democrática, quizá para algunos limitaditos les cause escoria en su sensible piel, pero el esfuerzo infantil bien vale la pena apoyarlo con nuestra intención y voluntad. Todos queremos un México mejor, un México con respuestas para sus ciudadanos, sin la peor lacra política: la corrupción. Todos queremos una nación sin muertes, un México para cuidar a sus jóvenes, a los niños y mujeres. Un México de respuestas congruentes y solidarias con su pueblo. ¿Será mucho pedir? Reflexionemos, hoy es una niña y ¿tú y yo qué hacemos?

Hace tres días, el sábado, tempranito, subía al facebook: “Y nosotros pensábamos que con Vicente Fox lo habíamos visto todo”; sin embargo, la cruda realidad nos desmiente a diario, estamos impresionados por la irrefutable incapacidad en la decisiones gubernamentales, ahora hasta un conflicto diplomático con Uruguay ha propiciado una mala lectura de las declaraciones del presidente José Mujica a la revista Foreign affairs, en su circulación latina, pero en alguien existió la elegante prudencia, aún sin respuesta de México. José Mujica ha sido considerado uno de los mejores presidentes del mundo.

Hoy una niña nos pide una firma, nuestra firma, nuestra aprobación para una posibilidad, aunque no creemos sea la mejor, si es una solicitud muy sincera y válida para cualquiera de los mexicanos. Los valores en los niños tienen otra dimensión, otro impacto, muy ajeno al sentir de la política, pero muy propio de la ciudadanía. La petición está incrustada entre los mexicanos, al menos en una gran mayoría, una responsabilidad compartida. Está realizada en un clima de respeto, tolerancia, participación y libertad, pero con una invitación sublime, para que seamos capaces de construir otra concepción de la realidad. ¿Quién dice que no se puede un México diferente, un mejor México?

PD.- Como en la temporada de piñatas… “Seguiremos dando palos de ciego al aire, luchando para superar esta espera, sacando la cabeza del agua para respirar, buceando para buscar nuestra recompensa”.

viborianus@gmail.com  Twitter: @viborianus   www.viborianus.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba