Columnistas

Prolegómenos a la sucesión

En los prolegómenos a la sucesión, por venir, en Quintana Roo en el 2022, es tiempo de los escarceos en el andamiaje político del coliseo estatal por lo que ya se mueven destacadas figuras apenas terminando el proceso -que acaba de pasar- con conflictos de baja y alta intensidad de destrucción mutua con el fin de asegurar la candidatura para el proceso que viene sazonando la idea de ser el ungido de su respectivo partido, amarre u coalición.

El –reparto- en zonas de influencia del Estado de uno, la otra y, la otrora, se funda en una simple relación de fuerzas para contender en la carrera por la gubernatura del Estado que se dirimirá en el proceso electoral estatal en el 2022 con la acumulación de ujieres y paniaguados siguiéndoles adelante, atrás y, de lado a lado, -en el Estado-. 

De la batalla electoral, que pasó, lejos de a ser un término disuelto, diluido o muerto se trató de encuentros y entuertos en los tribunales electorales llevados por dos figuras, Freyda Marybel Villegas Canché de Morena y María Elena Mara Lezama Espinosa del PVEM, solo por citar a dos de una lista de actores y actrices de la política en el estadio local, las dos van por la querencia de la candidatura para la gubernatura con la alianza “Juntos Haremos Historia por Quintana Roo”.

En ese mismo seguimiento y resurgimiento por la fuerte marejada electoral ha llevado a la ex alcaldesa de Puerto Morelos, Laura Lyn Fernández Piña, recién electa diputada federal por el distrito 04 del norte del Estado con confluencia e influencia en Cancún- con la añoranza de participar en el próximo proceso de sucesión por la alianza en concordato Morena-Verde-PT.

En el sur del Estado se ha visto alzar la mano a la senadora panista, Mayuli Latifa Martínez Simón, para dar la batalla por la candidatura a la gubernatura estatal imprimiendo mayor velocidad dando fuertes brazadas para alcanzar la unción de la alianza “Va por Quintana Roo” al frente del PAN, abrazado por el PRI, PRD y CxQ, –más algún otro que se les arrime a la hora de la hora-. 

En este seguimiento se ha visto surgir la tensión de un nuevo brío político por el interés de participar en la principal contienda de las contiendas de Quintana Roo –la gubernatura del Estado- con especímenes políticos dominantes en el ágora estatal para tratar de debilitar a sus adversarios por la creciente e imperiosa necesidad de ser el ungido.

En la búsqueda por la nueva alternancia en la gubernatura del Estado han desenterrado el hacha de guerra experimentados políticos guindas en la arena del coliseo estatal iniciando con el experimentado senador de Morena, José Luis Pech Várguez, siguiéndole, en la misma marca, el recién electo presidente municipal del aduar maya de Tulum, Marciano Dzul Caamal y, en eso anda el diputado federal, también de Morena, Luis Alegre Salazar.

En el otro lado de la cancha se encuentra el equipo “Va por Quintana Roo” comandado por el PAN y, a la defensiva, jugando juntos los arietes PRI y PRD, que tienen a un experimentado delantero estrella en la cancha política en, Arturo Contreras Castillo actual Secretario de Gobierno, quien sin aspavientos declaró que esperará fiel en su posición hasta el último minuto de la gestión actual. -Que si lo llaman al partido jugará-.

No pasa un día sin que se sepa sobre algún interesado u, interesada, de cualesquier bandería, marca, color o coalición saliendo alrededor del mundo en las redes sociales y en los demás medios difusores vislumbrándose el interés que le imprimen a las ansias de aparecer como el bueno o, la buena, -de la película-.

Aunque en la elección 2018 el ex edil lazarocardense, Josué Nivardo Mena Villanueva, fue electo por el Partido del Trabajo renunció a ese partido a la mitad de su gestión y en el proceso pasado perdió la reelección propuesta por el PAN, lo que le abre la posibilidad, más allá de colores y marcas, que el ex edil holboxeño pretende contender por la gubernatura con otras siglas. –Así lo ha anunciado desde la tribuna-.   

Los eventos marcan el ritmo y muestran la urgencia adelantándose en los tiempos con el factor “madruguete” al proceso que iniciará en enero venidero según obra de los diputados de la XVI Legislatura del Congreso del Estado por ser responsables de atrasar el proceso 2021-2022 -tres meses- pues dicho proceso debiera dar inicio a principio del mes octubre de este 2021. De esa manera se acorta el tiempo para la consiguiente influencia en las elecciones sin el efecto crematístico -capital político, dinero-.

Además de la responsabilidad de los partidos políticos en estos procesos electorales, por venir, la principal preocupación oscila en torno a los contagios masivos de la pandemia Covid-19 en un preocupante número creciente a quintanarroenses y ha irrumpido la cotidianidad social, servicios públicos y operaciones de comercios y empresas, cuyas actividades son de vital importancia para sostener la economía.

Y, como dijo Santo Tomás… -A ver qué pasa-.

En el vitral de La Bola de Cristal

Quintana Roo enfrenta un momento complicado, mantendrá una semana más en color naranja su Semáforo Epidemiológico Estatal, pero aplicará 5 medidas extraordinarias para mitigar contagios por Covid-19, informó el gobernador Carlos Joaquín.

Se trata, precisó, de propiciar espacios seguros y dar más oportunidades “a la gente para cuidar la salud, salvar vidas y avanzar en el proceso de recuperación económica”.

En el marco del programa especial que se transmite todos los jueves, prácticamente desde que comenzó la pandemia, Carlos Joaquín dio a conocer que durante la semana del 26 de julio al 1 de agosto próximos, el Semáforo Epidemiológico se mantiene en color naranja para todo el estado.

Sin embargo, advirtió que en la región sur la tasa de contagio está en 0.97, con un 18% en ocupación hospitalaria y al 50% en camas con ventiladores, mientras que en el norte la tasa de contagio está en 1.18, con un 51% en ocupación hospitalaria.

El mandatario quintanarroense informó al sector restaurantero de todo el estado que el cierre podrá ser a las 12 de la noche, pero el aforo no podrá superar el 50%, como se establece en el Semáforo Epidemiológico de Riesgo Estatal.

“Lo digo claro y fuerte: aquel restaurante o establecimiento de alimentos y bebidas que rebase el 50% de aforo, será clausurado. Sobre advertencia no hay engaño” expresó.

Añadió que las medidas, que se suman a las 10 acciones para controlar y disminuir contagios por Covid-19, tienen que ver con privilegiar el uso de espacios abiertos y maximizar la ventilación natural en espacios cerrados.

Asimismo, al ingresar, solicitar a los clientes un comprobante de vacunación o prueba negativa de PCR o antígeno no mayor a 72 horas; que el personal del establecimiento se encuentre vacunado o presente prueba negativa de PCR o antígeno cada tres días.

Además, no se permitirá el acceso de clientes después de las 10:30 de la noche, que los establecimientos cuenten con filtros HEPA y medidores de Dióxido de Carbono, en los espacios cerrados que no tienen ventilación natural.

De igual manera, precisó que la COFEPRIS emitirá un certificado para cada uno de ellos, donde indique que todos estos requisitos voluntarios se cumplan, con lo cual se podrá verificar dicho proceso.

Durante el programa Conexión Ciudadana que se transmitió por el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y las redes de la Coordinación General de Comunicación, el gobernador Carlos Joaquín expresó que la situación que se está viviendo es complicada.

Dio a conocer que, en las últimas semanas, se registró un aumento en el número de casos de contagio, en la ocupación hospitalaria y en el número de personas que requieren cuidados intensivos.

“Es importante señalar que los diversos sectores de la sociedad han relajado las medidas sanitarias, así como el cumplimiento de lo establecido por el Semáforo Epidemiológico de Riesgo Estatal” explicó.

Carlos Joaquín advirtió que “nos encontramos en un momento adverso, en el que nuestro único camino es que todos nos apeguemos a la normatividad sanitaria para lograr una reactivación económica responsable”.

Durante un mensaje dirigido a toda la sociedad quintanarroense, el gobernador de Quintana Roo dejó en claro que el virus sigue entre nosotros.

“Como sociedad tenemos una enorme responsabilidad: convivir de forma segura. Con voluntad y conciencia, debemos trabajar en equipo para recuperar nuestra economía, sin poner en riesgo ni comprometer la salud de todas y todos los demás” precisó.

Reiteró su llamado a no bajar la guardia y cumplamos con las medidas sanitarias. Exhortó a ser ciudadanos y ciudadanas responsables y solidarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba