Quintana Roo a 44 años

Según historiadores, los quintanarroenses recurrieron a la metodología de análisis aportada por la corriente ideológica en defensa del gentilicio y su entidad, entre las características de esa fuerza de trabajo con unidad, fue fundamental al hecho de que jurídicamente el Estado de Quintana Roo fuere libre y soberano.

La integración del Estado de Quintana Roo se constituyó en un proceso trascendental que tiene su origen en la conversión de Territorio Federal a Estado Libre y Soberano lo que se asentó en la Constitución el 8 de octubre de 1974 como consecuencia de hechos que evidenciaron la importancia de sus posibilidades, potencialidades y recursos, lo cual justificó las decisión para constituir el Estado 30 de la República Mexicana.

De ese jaez, asaz, la conversión a Estado dio inicio a nuevos vientos que profundizarían el cambio político-social, esenciales para la integración de la unidad en Quintana Roo y de los quintanarroenses.

La integración de Quintana Roo a las entidades mexicanas mediante cédula constitucional otorgada el 8 de octubre de 1974, según la cual se aspiraba obtener equidad con las otras provincias de México formándose así una jurisdicción económica y fiscal –y electoral- con el fin de alcanzar mayor claridad, acierto y buen régimen para el progreso de esta entidad denominada “el Caribe mexicano”.

El 5 de junio de 2016, fecha culmen de las elecciones en las que agrupó a los partidos políticos PAN-PRD en alianza electoral dando definitiva unidad a la creación de la alternancia como estrategia de triunfo en el proceso para elegir al gobernador en el cual, Carlos Joaquín González, se coronó en la justa ganándole el cetro al candidato del PRI.

En un anhelo para la integración de Quintana Roo como un Estado heredero de la cultura maya privilegiada por el trabajo y el tesón, amalgama de los ciudadanos quintanarroenses en una entidad enraizada plena de antecedentes históricos.

Es el 44 Aniversario de Quintana Roo es un icono de la historia de la entidad quintanarroense por lo que se establecieron instituciones, leyes, tradiciones, usos y costumbres de los pueblos con el legado de la ancestral cultura maya asentada en su amplia geografía.

La democracia marcó después su resolución irrenunciable para elegir con la soberanía popular del sufragio a sus gobernantes en una entidad con un asombroso histórico pasado fortalecida por los quintanarroenses de las nuevas generaciones junto con los que han arribado al Estado para su integración al gentilicio.

Vuelve la heredad histórica hacia un pasado que nunca se ha olvidado más cuando bajo esa cultura que se admira y respeta se observa que no se consiente la amoralidad de los males segregacionistas envueltos en apetencias de ambiciones desmedidas.

La tierra quintanarroense se proveyó de una Carta Magna que los ciudadanos avalaron incluida, lo que bajo el cobijo de la SCJN unos políticos con ínfulas de prosapia “campechana” crecidos al donaire profano invadieron una importante porción de tierra cercenando en sus límites al territorio quintanarroense, pero que con ello no significa el final, el Comité Pro Defensa de los Límites de Quintana Roo, las instituciones del Estado, junto con el pueblo quintanarroense, defenderán el territorio a capa y espada.

En el ítem –seguimiento de 44 años- la tarea del Gobierno pasa por corregir los desequilibrios que hubiere entre la hermandad peninsular para crear un ambiente adecuado y de confianza, aunado al respeto a la propiedad y de reglas claras que se mantengan con la debida cordialidad y mutuo respeto en el tiempo.

Deje un comentario

16 + Diez =