Columnistas

Renovación o autonomía en la UQROO

A TIRO DE PIEDRA
Julián Santiesteban
.

La rectoría de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) deberá ser renovada en agosto del presente año, en la Junta Directiva, órgano decisor de ese proceso, también se ha cambiado su presidencia, lo que representa el paso previo en el que deberá decidirse si es este el último rector nombrado con influencias externas, y si por fin llegará la autonomía a la que hasta ahora es la máxima casa de estudios.

Especulaciones ha habido muchas, aspiraciones manifiestas y calladas muchas más, pero ahora que la Junta Directiva ha sido renovada, y de acuerdo a la normatividad universitaria es este el órgano que determina, luego de un análisis minucioso, quién será el nuevo rector; aunque los señalamientos de que desde el gobierno del estado llega esa determinación siempre han estado presentes.

Ciertamente, quien sea el responsable administrativo de la Universidad de Quintana Roo tendrá acompañarse de un equipo que realice amplios trabajos para mejorar el prestigio de la institución, mejorar la eficiencia terminal, recomponer el ambiente interno y que ello se traduzca en una mejoría tangible en la educación impartida a los estudiantes y tener profesionistas capaces de competir en el ámbito laboral nacional e internacional.

Sin embargo, aunque tradicionalmente en el proceso de renovación de la rectoría no han estado ausentes los conflictos y hasta la guerra sucia entre los aspirantes, y esos mismos fenómenos han comenzado ya a estar presentes en el ambiente; en esta ocasión la renovación de la rectoría reviste de una importancia muy particular.

Lo anterior porque el nuevo rector será designado después de un periodo calificado de “pesadilla” por parte de la misma comunidad universitaria, en el que estuviera a cargo Elina Coral Castilla; además de que se presenta prácticamente en la recta final de la administración gubernamental estatal, ante lo cual la influencia para el nuevo nombramiento deberá dar indicios de si será este el último rector nombrado desde el Ejecutivo y se comienza a trabajar de manera formal en la autonomía universitaria, o si se decide simplemente designar a un mero administrador más.

Esta idea no es menor, pues cada vez son más los grupos internos que buscan la autonomía universitaria, hay quien la ha planteado ya como necesaria para lograr el pleno desarrollo de esa casa de estudios, y hay también quienes señalan que con designar a un egresado de esa instancia sería suficiente. Habrá que ver ante todo la viabilidad que en para cada caso presenten los respectivos aspirantes, y sobre todo, veremos si la determinación de la Junta Directiva –o quien sea el máximo decisor- realmente se basa en un proyecto de futuro, y no en situación coyuntural.

Los quintanarroenses, como todo el país, se encuentran inmersos en la dinámica que impone el proceso electoral federal actualmente en marcha, pero situaciones como la renovación de la rectoría en la Uqroo tiene la mayor importancia social, pues es en esa institución en que se forman los futuros profesionistas, y de las decisiones tomadas depende en gran parte la calidad que tendrán sus egresados, de ahí que debamos todos estar atentos a lo que ocurre en su interior.

Y es que apenas pasadas las elecciones del próximo 07 de junio, la Junta Directiva deberá emitir la convocatoria respectiva, para que los aspirantes presenten el proyecto respectivo con el que pretenden mejorar la administración universitaria, para que sea después del 15 de agosto de este mismo año, que inicien las labores que consoliden dicho proyecto.

Así, el tiempo es cada vez menos para la renovación, estemos atentos a los planes que se presenten, para que nos aseguremos que la Universidad de Quintana Roo siga siendo el orgullo de sus egresados, y una alternativa de futuro para sus estudiantes, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

2 comentarios

  1. El Clan Cabrera Lozano y sus gatirrines estan desesperados por presionar al gobierno para que les deje la uqroo. pero que ideas chairas tienen en su cabeza llena de drogas si ya les quitaron la uqroo ahora menos, van de caida y sus ideas de autonomia solo seran posibles cuando su candigato ruiz morcillo sea gobrnador del estado y julian santiesteban sea su vocero oficial , o sea NUNCA. sigan hundiendose.

  2. Hace tiempo se ha venido configurando un grupo que podemos llamar “El Cártel de la DCEA”, por sus prácticas dignas de una mafia caribeña y por nacer en la división de ciencias económicas y administrativas de la Uqroo. Edgar Sansores aparece ahí a la cabeza, pero todos los que lo conocen afirman que sus capacidades mentales no le dan para mucho. Sansores (o como sus alumnos le dicen: “sonso-eres”) se ha ocupado en despedir profesores críticos y con formación académica de prestigio: En un año despidió a 6 doctores y 4 de ellos investigadores nacionales de CONACYT. Intentó despedir a otros tres doctores e investigadores nacionales… y eso estuvo a punto de costarle el puesto a Elina Coral. Nunca se enteraron de que la instrucción de revertir el despido vino desde las más altas esferas de la capital de la república.

    ¿A quien tiene el Cartel de la DCEA para tomar la rectoría? A Sergio Monroy (denunciado públicamente por su esposa de tener relaciones con estudiantes); a Enrique Tapia y Margarita González (encargados de hacer secuestros de niños); a Luis Samaniego (con demandas de su esposa por golpeador); a Manuela Laguna, prima de la rectora y repudiada por sus alumnos). O quizá tiene a personas más cercanas a la rectora, como Marleny Rivero, a quien se colocó en una dirección que maneja recursos financieros federales…

    Ese es el tema más interesante… el acceso a los recursos federales. Ya les contaré sobre eso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 8 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba