¡Revanchismo!

UNO POR UNO

Chetumal, 12 Dic
Ángel Ramírez Hernández
.

¡Revanchismo! Y con toda la saña, además de indignante, es el que está implementando la Secretaría de Educación y Cultura de Quintana Roo contra sus empleados de confianza, sobre todo aquellos que por una u otra razón encabezaron u ocuparon diferentes áreas de la pasada administración estatal y lean porqué.

La SEyC que encabeza en el estado, Marisol Alamilla Betancourt, inicio desde el pasado sábado trabajos de pintura en todos las escuelas de nivel Preescolar y Primarias de la entidad, alrededor de mil 444 (590 jardines de niños y 854 primarias), sin contar las 420 secundarias, por lo menos no las contabilizamos; para borrar de tajo los colores que identificaron durante la administración de Roberto Borge a todas las instituciones educativas de nivel básico, como si eso fuera suficiente para acabar con la corrupción que imperó y sigue imperando en esta dependencia, porque las licitaciones ni antes ni ahora son claras, por ejemplo a quién se le comprará los miles de galones de pintura; y pintar no tiene nada de malo, incluso es una oportunidad para que las instituciones educativas reciban el mantenimiento que tanta falta les hace.

seq25Lo indignante es que obligan a que los trabajadores de confianza, mandos bajos, medios y altos, pinten escuelas durante los sábados, de aquí hasta que no quede ninguna portando los colores que las caracterizó durante el “borgismo”, todos los trabajadores están molestos con la medida obligatoria pero no pueden hacer nada, ni quejarse, porque si bien les va, les aplican descuentos y, lo peor es perder el empleo, además la fila de “foráneos” para sustituirlo es larga y sin contemplaciones.

Por ello, usted verá todos los sábado que restan del año y parecería algunos del inicio del 2017, un ejército de empleados de “confianza” de la SEyC, de todas las áreas, sumando esfuerzos con padres de familia, maestros e intendentes, pintando muros, la Secretaria dirá que es un esfuerzo del gobierno para mantener las escuelas en condiciones óptimas, lo cierto es que lo hacen por 2 razones:

1.- Borrar todo rastro del pasado.

2.- Y vengar la afrenta, acuchillar a quienes no se pueden defender y de paso “negrearlos”.

No,  “Pos así sí”, no le queda a la tropa más que hacer de “tripa corazón” y aguantarse, perder el trabajo ahorita es sumamente fácil, recuperarlo será lo difícil.

Por lo pronto, el sábado pasado, al personal de Recursos Humanos no le quedó otra más que sumarse a la faena, algunos mandos altos prefirieron pagar la jornada a alguien por tal de no ir, y es que la verdad es de mal gusto poner a administradores de empresas, abogados, contadores, ingenieros y otras profesiones, pintar escuelas, y no porque ser “pintor de brocha gorda” sea una vergüenza, todo lo contrario, es un oficio digno, digamos hasta especializado, peligroso, sino porque estos profesionales ni estudiaron ni se prepararon para pintar paredes, además cumplen con una actividad desgastante psicológicamente, de alta responsabilidad, como para que ahora los pongan a trabajar los sábados, y esperemos no sean también los domingos, si esto está en su contrato y en sus obligaciones; pues ni hablar.

Pero me pregunto, ¿Es necesario que el Gobierno actual, recurra a éstas artimañas?, yo creo que no, insisto, las facturas día a día se van sumando, esperemos que cuando nuestro Gobernador Carlos Joaquín, decida poner orden en su gabinete, todavía tenga tiempo para hacerlo, de lo contrario, las facturas serán cobradas una por una.

Por principio se anuncia una manifestación para el 15 de diciembre, precisamente para gritar un ¡Ya basta¡ a todos estos abusos, despidos injustificados, revanchismo, renovación de placas, nuevos impuestos y llegada innecesaria de “foráneos”, desplazando la mano de obra estatal, sobre todo la del Sur de Quintana Roo que vive del burocratismo, tiempo al tiempo.

Deje un comentario

2 × 3 =