Saltimbanquis en el trampolín de Punta Estrella

Novedades Chetumal
.

El bien común no se consigue cercenando los derechos de los demás. La dominación se basa en ideales contrarios a la política usados a fuerza del privilegio electoral, como eje fundamental, para convertir a la mayoría en seres indefensos, domesticados, acostumbrados a vivir del cuento, la improvisación y el embute de los sarcásticamente llamados, “representantes del pueblo”, los que a última hora fallaron.

El recinto legislativo de Punta Estrella es un escenario de teatro de ciencia ficción y que parece una constante ver saltando a los saltimbanquis clavándose de canguro de lado a lado.

La mitad de los diputados locales de los partidos variopintos del Parlamento enclavado en el balneario Punta Estrella, saltaron tratando de hacer figuras no importando el grado de dificultad, con saltos mortales y “canguros” llenos, para caer en la fosa de clavados en una candidatura local o federal.

Frustraron a Morena sus dos diputados Juan Ortiz Vallejo, expulsado y, también, a la diputada Silvia de los Ángeles Vázquez Pech a quien le restituyeron sus garantías partidistas, por lo que los dos diputados #morenos se quedaron fuera de la contienda que se avecina.

La gran calamidad es la ansiedad en el continuismo que avanza sin límites para la conquista de seguir en el poder. Estas recetas no son originales y siempre han terminado en fracaso estruendosos, por abandonar al pueblo que los eligió para el cambio, el cual no se les ve más que buscar contender en el proceso venidero con instinto crematístico, de ambición.

Se recuerda cuando la mayoría de los electores quintanarroenses provocó la abdicación del PRI en las urnas para abandonar la sempiterna gubernatura, con la alianza UNE se obtuvo la mayoría en el Congreso y se otorgaron tres alcaldías; fueron los resultados de las urnas de la contienda 2016.

De los 25 diputados que integran la XV Legislatura del Congreso del Estado, son doce “licenciados saltimbanquis”, tras registrarse como precandidatos o aspirantes de sus partidos junto con el presidente de la Gran Comisión, que ya está inscrito en las listas plurinominales en busca de la designación para una curul “pluri” en el Senado.

En la fracción parlamentaria del PRD se inició el abandono de las labores legislativas de los tres diputados, todos ellos se han registrado como precandidatos de algún partido para contender en el cercano proceso electoral.

Desde que asumió la diputación plurinominal el perredista Emiliano Ramos Hernández se dedicó a promover su imagen como precandidato a la alcaldía de Benito Juárez, ahora en stand by en la decisión del comité nacional del Sol Azteca en la pugna por la candidatura municipal de BJ con el otrora diputado federal ex del PRI, “Chanito” Toledo.

En el mismo caso se encuentra el diputado José Esquivel Vargas, anteriormente priista y ahora perredista, quien se inscribió como precandidato de su partido a la presidencia municipal de Felipe Carrillo Puerto, quien va contra la reelección de la guerrera y actual alcaldesa priista, Paoly Perera Maldonado.

La diputada Laura Esther Beristain Navarrete, renunció al PRD declarándose independiente, para inscribirse como precandidata a la presidencia municipal de Solidaridad bajo el manto de Morena, ya que en su partido original le cerraron las puertas a la precandidatura para contender contra la alcaldesa, Cristina Torres Gómez, en su reelección por el Frente, PAN-PRD-MC.

Por el Partido Acción Nacional (PAN) son 4 de 7 legisladores que dejarán su cargo en caso de conseguir una candidatura, de ese jaez, azas, la diputada Mayuli Martínez Simón, para senadora, el diputado Fernando Zelaya Espinoza, quien pretende la alcaldía othonense por la coalición PAN-PRD-MC y los legisladores panistas Jesús Zetina Tejero y Gabriela Angulo Sauri con el interés por alcanzar un nuevo cargo de elección popular, tras inscribirse como precandidatos del PAN a la presidencia municipal de Cozumel.

En el Partido Revolucionario Institucional (PRI) son 3 de 6 legisladores que se registraron como precandidatos de su partido, siendo un hecho que participarán en el siguiente proceso electoral por tratarse de “precandidatos de unidad”, el diputado priista Raymundo King de la Rosa, como segunda fórmula por la senaduría, así como las diputadas norteñas, Leslie Hendricks Rubio por el Distrito 1 y Elda Candelaria Ayuso Achach, por el 4, las dos de Cancún.

También se suma el diputado Carlos Mario Villanueva Tenorio, ex priista ahora del PES, quien ha declarado que, según los acuerdos tomados en su bandería, le tocaría una diputación federal plurinominal, podría saltar al cargo sin necesidad de ser electo por la ciudadanía.

Aunque el PVEM todavía no ha anunciado a sus candidatos para el próximo proceso electoral, dentro de la avalancha de perfiles verdes se encuentran los diputados José Carlos Toledo Medina, Ana Patricia Peralta de la Peña y Tyara Schleske de Ariño, lo que será confirmado en fechas próximas.

Los diputados “saltimbanquis” que aspiran a un nuevo cargo de elección popular pretenden abandonar el Congreso del Estado dejando atrás pendientes legislativos, entre ellos, la Ley de Movilidad en el Estado y cambiar la figura de la Gran Comisión para dar paso a una Junta de Coordinación Política. Eduardo Martínez Arcila, seguirá presidiendo el Congreso estatal mientras espera la senaduría plurinominal.

Deje un comentario

cuatro + diecinueve =