“Se la jaló” el secretario de la Madrid; gobernador con síndrome de Hubris

.
Elder Vega Martínez (*)
Twitter: @Eldervega
E-mail: elderalbertovega@gmail.com
 .
Dicho.
 
Hay uno, muy popular por cierto, que reza: “Consuelo de muchos, remedio de tontos”.
 
Y aplicado al secretario de Turismo Enrique de la Madrid Cordero, viene como anillo al dedo.
 
Esto, por sus polémicas declaraciones de que son más inseguros que México los principales destinos turísticos del mundo.
 
Vengo de Europa —comentó el funcionario, según información del diario Excélsior, de Ciudad de México —, y ahí se da terrorismo.
 
He estado en Estados Unidos —destacó tras comparecer ante la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados con motivo del Quinto Informe de Gobierno—, y ahí se dan balaceras masivas.
 
Entonces —saca conclusiones De la Madrid— me parece que es injusto que se señale a México como un país con inseguridad como si en los otros no la hubiera.
 
Recalcó que muchas veces el nivel de riesgo que afronta un extranjero en México es inferior al que tendría si se quedara en su país de origen o residencia.
 
Utilizando el argot mexicano diríamos que “se la jaló De la Madrid” con estas declaraciones.
Si todo está tan bien en México en el aspecto de seguridad, entonces:
 
— ¿Por qué está el Ejército en las calles haciendo las veces de policía local?
 
— ¿Por qué parece la Zona Hotelera de Cancún una ciudad sitiada?
 
—  ¿Por qué ya hay hasta una Policía Federal turística en el Norte de Quintana Roo?
 
—  ¿Por qué hay tanta vigilancia privada en centros de hospedaje y esparcimiento de los destinos turísticos?
 
— ¿Es mentira la nota roja de Acapulco, Baja California Sur y Quintana Roo que llena páginas de diarios y espacios de radio y TV todos los días?
 
 — ¿Acaso no es cierto que las autoridades estatales y municipales de esas entidades están tan rebasadas como las federales por el narcotráfico y sus matanzas, que tienen ya una amplia arena como plazas comerciales y sus estacionamientos, restaurantes y bares, entre otros sitios públicos concurridos?
Desde luego, De la Madrid es muy joven para saber del remanso de paz, auténtico paraíso,  que fue Acapulco y que promovió tanto Teddy Stauffer (1909-1991), aquel músico suizo apodado “Mr. Acapulco”
 
Y ni qué decir de los inicios de Cozumel, Cancún y el mismo Playa del Carmen o Tulum, representados junto con los demás centros turísticos quintanarroenses por una secretaria estatal del ramo investigadora —Marisol Vanegas Pérez—, que no sabe ni dónde está parada y cree que una estrategia acertada para contrarrestar una baja en turismo por circunstancias de fuego, sangre y muerte en todos ellos es trayendo al Caribe mexicano eventos demasiados costosos—que son una carga muy pesada para el erario público o bien para la recaudación aún nada clara en impuesto hotelero—, como, por ejemplo, la gala de los Premios Platino del Cine Iberoamericano 2018, que nada más satisface los egos e intereses de unos cuantos.
 
Pero bien. Sería bueno que De la Madrid saliera de su “caja fuerte” —esa coraza forjada con sangre y esfuerzo de militares y policías honrados— para que conociera la verdadera realidad.
 
Así, comprobaría cuántos meseros y empleados de hoteles y negocios turísticos han sido víctimas directas o indirectas del crimen, organizado o no, que ha descompuesto a gremios como los de taxistas de Cancún y Playa del Carmen.
 
Y desde luego, también extranjeros residentes o visitantes de centros turísticos.
 
De la Madrid parece muy dado a ese pasatiempo de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Y esto es lamentable…
 
Muy lamentable.
 
… ¿O no?
MANDATARIO CON SÍNDROME DE HUBRIS
 
El Gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido-Abreu, ha llevado muy lejos sus diferencias con el rector de la Universidad estatal, Alejandro de Jesús Vera Jiménez.
 
Una veintena de agentes de la Fiscalía morelense catearon el sábado 11 de noviembre la casa del rector Vera Jiménez para arrestarlo sin cumplir su objetivo.
 
Ipso facto, las autoridades declararon “prófugo de la justicia” al rector, acusado de enriquecimiento ilícito por autoridades al servicio del Gobierno de Graco. 
 
Los agentes eran acompañados por un funcionario de la Fiscalía Anticorrupción del Estado, a cargo de Juan Jesús Salazar Núñez.
 
Hasta el fraccionamiento Paraíso Country Club —detalla la web “proceso.com.mx”— llegaron seis camionetas con el personal de la Fiscalía Anticorrupción.
 
Los agentes pasaron la valla de seguridad y se internaron hasta donde se ubica la vivienda que habitan el académico y su esposa, María Elena Ávila Guerrero.
 
La orden de aprehensión fue obsequiada el pasado 9 de noviembre por el Juez de Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Eddie Sandoval Lome.
 
Al arribar, alrededor de las 2:15 de la madrugada de este sábado, los agentes no encontraron a nadie en el domicilio de Vera, en el municipio de Emiliano Zapata.
 
Al parecer, alguien alertó al rector, pues en el lugar ya se encontraba su abogado Ricardo García Bravo, quien grabó el operativo policiaco.
 
La imputación de la Fiscalía también incluye a la esposa del rector, María Elena Ávila Guerrero. 
Se espera que Vera Jiménez y su esposa tramiten un amparo para impedir su inmediata detención.
 
El operativo se realiza dos días después de que el rector fue respaldado ampliamente por senadores de la República, recuerda “proceso.com.mx”.
 
Asimismo, Cuauhtémoc Cárdenas y Emilio Álvarez Icaza demandaron al Gobierno Federal intervenir en Morelos y detener la irracional campaña de persecución contra el académico.
 
También ocurre —agrega la miasma fuente-, luego de que Vera denunciara fosas clandestinas del propio Gobierno estatal en Tetelcingo y Jojutla.
 
En medios políticos se especula si Graco se atreverá a perseguir de igual forma al Obispo Ramón Castro, otro enérgico crítico de su Gobierno.
 
El Prelado ya fue víctima de un operativo parecido en 2015, que no ha pasado hasta ahora a más.
 
El Obispo Castro, muy conocido en la Península de Yucatán, acusó en septiembre pasado al Gobierno morelense de acaparar víveres para damnificados de los recientes sismos.
 
En octubre pasado, el diario capitalino “El Financiero” publicó el artículo “En 5 años con Graco, Morelos es inseguridad y corrupción”.
El texto, suscrito por Héctor Gutiérrez, dice de Graco que “las encuestas nacionales lo colocan como uno de los cinco peores gobernadores en el último lustro”. 
 
“Las cifras oficiales —se añade— sitúan a Morelos como una de las entidades más peligrosas del país”.
 
Igualmente, menciona el texto, “se suman escándalos como el de haber pagado millones de pesos a la constructora de su compadre, quien remodeló el estadio Agustín Coruco Díaz”.
 
También se dicen otras “lindezas” de Graco que, como “don Sebas, sigue tan campante” en el poder, desde hace cinco años.
 
Para la gente que se enorgullece de su lugar de origen, es triste presenciar lo que pasa en Morelos, a causa de un presunto autoritarismo.
 
Nada bueno se puede decir de Morelos, cuando tres de sus principales instituciones —Gobierno, Universidad e Iglesia— están inmersas en una guerra de lodo.
 
Deben estar muy arrepentidos los morelenses que votaron por Graco, que como opositor a Jorge Carrillo Olea fue brillante, pero ya en el poder resultó un fiasco.
 
… Punto.
 
Hasta la próxima —con el favor del Gran Arquitecto del Universo—, atento y gentil lector.

Deje un comentario

19 − 12 =