“Sicarios” del gobierno contra periodistas

De nuevo, el gremio de periodistas recibe otra andanada de violencia de los sicarios del “gobierno del cambio”. Esta semana el colega Javier Chávez Ataxca reprodujo en sus espacios, en redes sociales, los ataques directos del gobierno de Carlos Joaquín. En esta ocasión, fueron imágenes obscenas, denigrantes, infamantes, como usted podrá ver en el cuerpo de esta columnilla. ¡Amarre sus fieras Carlos Joaquín!

¿Qué pretende Carlos Joaquín contra los periodistas? Que no señalen los conocidos actos de corrupción. Que no rotulen la ausencia de resultados. Que no haya señalamientos por tantas torpezas. Que no describan la inmundicia en Seguridad. No tocar el tema de tantas ejecuciones. Las balaceras cotidianas en los nichos turísticos. No aludir la tremenda impunidad para delincuentes. La falta de transparencia en gastos. Ni tocar el acoso fiscal para los ciudadanos (multas, recargos, sobrecostos, entre otros). No teclear del acoso a conductores con fines recaudatorios ¿Qué todos hablen bien de su gobierno?

¿Por qué mejor no trabajar para el bienestar ciudadano que intimidar o ejecutar a periodistas? Pues. tales acciones contra Javier Chávez desnudan la baja calidad argumentativa del gobierno de Carlos Joaquín. Ciertamente, cuando se agota la razón, el sentido común, la mínima lógica, se acude a la violencia. ¿Será necesario un gobierno de violentos para enfrentar a periodistas? ¿Por qué la violencia para resolver diferencias? ¿Tan grave es la enfermedad en el gobierno del cambio?

La desesperación para enviar a los cachorros de Carlos Joaquín, para atacar a periodistas no es un asunto cualquiera. Los estertores del gobierno así se manifiestan, los coletazos en la agonía son muy peligrosos, en poder multiplica sus monstruos para el final, ataca sin piedad, sin orden y sin misericordia. Esa cobardía para atacar desde las redes, son eso… los síntomas de la muerte. No se quieren ir solos quieren llevarse entre sus partes a otro periodista.

Parece no nada más la intimidación, la bravata; quisiera desaparecerlos de Quintana Roo o bien ejecutarlos, como es la cotidianidad en la entidad. Al igual que Capella que viene acabando con sus mandos policíacos. ¡Pareciera competencia! Recordemos algunas ejecuciones de reporteros en este gobierno de Carlos Joaquín, sin la detención de los autores intelectuales, menos de los ejecutores. Del portal PlayaNews José Guadalupe, Rubén Paz, Francisco Romero (conocido como el Ñaca ñaca), Alberto Velázquez. Fuera de la entidad anda huyendo Héctor Valdez por amenazas de muerte y explosivos detonados en su domicilio, ya denunciados en la mañanera.

En Quintana Roo es grave el contexto de la violencia contra periodistas. En muchas ocasiones hasta envían a otros periodistas para callar a quienes realizan las denuncias del acoso laboral para reporteros y periodistas. Otros guardan silencio, obviamente conlleva la complicidad con el patrón (gobierno). También está el desprestigio inducido por el tradicional “radio bemba” (expresión de origen caribeño, refiere al rumor de boca en boca), para infamar a reporteros y periodistas incomodos, indisciplinados, irreverentes.

¡Cómo si matar al periodista y reportero sepultara la verdad! Así es la grandiosa estulticia de quienes, ahora en este gobierno de Carlos Joaquín, actúan violentamente contra los periodistas. Tan grave será la intolerancia para aceptar el raciocinio popular. El hartazgo no es de nosotros los periodistas, solamente somos los trasmisores de las expresiones del pueblo.

El engaño para los ciudadanos no ha sido responsabilidad de los reporteros y periodistas. Así como los resultados de las encuestas miden la percepción ciudadana con indicadores muy bajos para Carlos Joaquín, en el entorno estatal alrededor del 20 por ciento y en la capital Chetumal de apenas un dígito (entre 8 y 9 por ciento), esa culpabilidad tampoco es achacable a los reporteros y periodistas hoy ofendidos por el gobierno del cambio.

Este hostigamiento para reporteros y periodistas, cada vez sucede con mayor frecuencia, casi alcanza el nivel de cotidiano, y pertenece al mismo patrón, al mismo accionar del poder del gobierno del cambio. Ni modo que le echemos la culpa a Arturo Contreras Castillo, Haide Serrano Soto, Felipe Ornelas Piñon, Capella Ibarra, Oscar Montes de Oca, entre otros fútiles miembros del “gobierno del cambio”. La culpa es solamente de uno: Carlos Joaquín. A quien responsabilizamos de los haberes físico y vivenciales de cada reportero y periodista quintanarroense.

PD.- “Sería una estulticia encomendar una gran hazaña a un hombre tímido, pues todas las cosas tienen la talla de quien las hace”. Plauto ( -184ac) comediógrafo latino.

www.facebook.com/viborianuscolumna

viborianus@gmail.com

@viborianus   

www.viborianus.com

3 comentarios

  1. Investiguen zoraida del carmen castro garcia directora de la sefiplan estan robando a manos llenas su lame botas que si lo es, es celso aban cahuich y yair vicencio es otro lame bota, ella es de playa del carmen son los tres rateros de la sefiplan

  2. El cangrejo de Polanco de la SEFIPLAN se esta clavando la lana, y exprime a los provedores con moches elevados, esperemos la Secretaria de Johanet meta orden a este achichincle.

  3. Si es cierto de polanco asi pero a sesa se le paga todo en dos dias ya que su ratera esposa elvia aguillon moreno es la directora administrativa de sesa, los dos son rateros a cada rato cambian de camioneta

Deje un comentario

18 + uno =