Tajamar: duelo de egos

Tiro Libre

Anwar Moguel
Novedades Chetumal
.

Tras anunciar después de un fino trabajo político la reapertura parcial del tránsito en el Malecón Tajamar de Cancún -cerrado a los vehículos por decisión unilateral del grupo ambientalista Guardianes del Manglar desde incontables meses-, la alcaldesa Mara Lezama Espinoza tiene ahora que lidiar con un berrinche que amenaza con echar por tierra las negociaciones y acuerdos tomados para devolver esa zona a los cancunenses, compromiso que hizo desde su campaña.

Vía Facebook, la combativa activista Katerine Ender Córdova, líder de Guardianes del Manglar y quien se ostenta como la única defensora del polémico malecón, lanzó un comunicado notificando al Ayuntamiento y a la propia alcaldesa de la cancelación de todo acuerdo sobre la apertura de Tajamar, acusando de su intempestiva decisión a la regidora Anahí González y a otros grupos de “pseudo” ambientalistas, como ella los califica.

La pataleta de Katerine Ender se debió a una reunión que sostuvo Mara Lezama con la regidora y representantes de otros grupos por el tema de la próxima reapertura del malecón, donde se propuso crear un consejo ciudadano para dar seguimiento al tema y cumplimiento a una recomendación emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En esta reunión no estuvo presente la señora Ender Córdova, quien al leer la nota que se publicó incluso en El Universal a nivel nacional estalló en ira por el “oportunismo” de quienes considera sus enemigos y vio en la acción una intención de hacerla a un lado para quitarle el control de Tajamar, mismo que ha mantenido por laaaaargo tiempo.

“No permitiremos se manche la defensa legal que encabezamos. Así que por este medio y públicamente CANCELAMOS TODO LO ACORDADO con MARA LEZAMA hasta que tengan la capacidad y seriedad de manejar el tema y respeten las iniciativas de la sociedad civil”, fue el cierre de su comunicado.

La pregunta para Katerine Ender sería: ¿y los ciudadanos que culpa tienen? Porque por lo visto, para uno y otro bando el asunto de la defensa del malecón Tajamar es solo un tema de egos, de ver quien puede más, quien llama más la atención, de demostrar “poder” y atraer reflectores.

Mara Lezama ha sido respetuosa en extremo; no cayó en las reiteradas provocaciones que lanzó la activista en sus redes antes y después del periodo de campañas y está mostrando apertura para todas las voces, cuál debe ser, por lo que no se vale que se pretenda utilizar el malecón como una suerte de rehén para imponer condiciones.

La alcaldesa debe mantener abierto el diálogo, sin que eso signifique, de ninguna manera, someterse a los caprichos y berrinches de uno u otro grupo. Ya lo dijo el propio presidente López Obrador: por encima de la Ley, nadie. Tan Tan.

Deje un comentario

seis + 8 =