Columnistas

Terminándose una viene la otra 

Así, consecutivamente, tenemos la virtud de convivir año con año en constante vida electorera que, todo parece bien lo que se ha hecho mal, y se volverá a lograr su aceptación en las urnas electorales si para ello se sigue ofreciendo transformación progreso y bienestar para la nación mexicana y su gente.  

El entorno electoral de este año –y del otro- será con las batallas electorales que se librarán entre los ejércitos de las coaliciones “Juntos Hacemos Historia” conformada con Morena-PVEM-PT contra la triada opositora amorfa “Va por México” compuesta por el agónico PRI, los del sacro PAN y los otrora bravos del PRD, quienes contenderán con la guardia baja contra el coronado campeón electoral moreno. 

El entorno y contorno electoral más cercano en diferentes campos de batalla, al unísono en el tiempo electoral de 2023 se realizarán procesos a gobernador en la entidad norteña de Coahuila y en la magnitud territorial del Edomex –por ahora, los dos son bastiones de la otrora máquina tricolor-. 

 

Los coahuilenses y mexiquenses ahora están con actitud positiva de sufragar a favor de la marca Morena y partidos convidados en alianza, Verde y PT, Morena es el líder del concordato de marras que generalmente es el del toma todo -como en el juega de la perinola- en donde “todos ponen” hay un solo lado y ese lado es –el toma todo-. 

El año 2023 es el preludio del 2024 en donde se dará otra histórica batalla electoral por el sillón presidencial del Palacio Nacional situado en el Zócalo de la CDMX en donde apuntan los análisis y encuestas que será nuevamente ocupado con el impulso del movimiento naclonal político-electoral “Juntos Hacemos Historia”. 

El presidente AMLO ha obtenido frutos con la aplicación de bienestar con humanismo entre los ciudadanos con vulnerabilidad en el transitar de la vida, a los que menos tienen, lo que ha provocado niveles altos de rechazo a los de corazón opositor al estar lográndose grandes metas con el pensamiento de servir a la nación y no solo a unos cuantos entes viles que ostentaron el poder en el pasado. 

La doctora Claudia Sheinbaum Pardo es la “corcholata” -de las tres de AMLO- con mayor ideología para la consecución de bienestar y desarrollo del país para seguir los proyectos de la cuarta transformación con renovados bríos porque la Sheinbaum tiene en el corazón y en la mente la ideología del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena. 

Por vía de mientras apunta el deterioro por los tropezones electorales que han dado los del siglar PAN-PRI-PRD con el contubernio opositor “Va por México” quienes transitan en la política con la idea que van a resonar en los procesos venideros en Coahuila, Edomex en este 2023 y, en la del cambio en el sillón de Palacio Nacional en 2024. 

Si es con el resultado de una nueva actitud en la cuestión electoral el trío opositor aún no tiene “corcholatas” muestreándose que pudieran presentar batalla contra Morena en las contiendas electorales de marras o quizás contiendan con alguna que esté tirada en el piso o con una emergente de otra bandería -de semejante ideología-. 

En el Vitral de la Bola de Cristal 

La cuenta de los 100 días se recuenta 

Con inversiones históricas, con mancuerna presidencial del Gobierno de México, rompiendo protocolos y viejas prácticas, se cumplen 100 días del cambio con Mara Lezama. 

La gobernadora de Quintana Roo, Mara Lezama Espinosa, instala en los primeros 100 días una nueva forma de gobierno para la transformación de Quintana Roo; con una administración austera, que camina a ras de piso, que responde y ve principalmente por su pueblo. Con resultados contundentes en inversión hospitalaria, de obra pública, infraestructura en el norte, centro y para recuperar entre prioridades, el brillo del sur del estado. 

Como parte de las primeras acciones la Gobernadora puso en marcha un Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo de Quintana Roo a fin de reconstruir el tejido social, reducir las brechas de desigualdad, garantizar la seguridad ciudadana y generar un desarrollo económico compartido, sustentable y sostenible. 

Para ello, en el presupuesto ordinario de este año se reorientaron 2 mil millones de pesos hacia programas y acciones sociales para quienes menos tienen y más lo necesitan. Se trata del presupuesto más grande en la historia para el bienestar social y una verdadera política de austeridad de gobierno porque primero están los pobres. 

Mara Lezama ha puesto en el centro de las decisiones a las y los ciudadanos que se han convertido en pieza fundamental del gobierno del pueblo y ha desterrado protocolos para priorizar a la gente. 

Asimismo, ante el Gobierno de México, Mara Lezama realizó la gestión más importante en la historia para obras de infraestructura en la ciudad de Cancún, como lo son el nuevo bulevar Colosio, el entronque a la entrada del Aeropuerto Internacional, el puente sobre la laguna Nichupté, la prolongación de la avenida Chacmol, la construcción del nuevo aeropuerto de Tulum, entre muchas otras. 

En el centro y sur del estado se trabaja para inaugurar en breve el nuevo Hospital Oncológico de Chetumal, avanza el proyecto de sustitución del Hospital General de Chetumal y también en el Hospital Comunitario de Nicolás Bravo y la puesta en marcha del hospital en Felipe Carrillo Puerto. 

La Gobernadora mantiene el contacto y la cercanía con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador quien recientemente anunció que en Quintana Roo habrá una inversión histórica con más de 45 mil millones de pesos, además esto ha permitido acelerar y poner en marcha programas y acciones que aceleran inversiones en beneficio de las y los ciudadanos. 

En relación con el turismo, motor de la economía de Quintana Roo, con 30 millones de pasajeros la entidad rompió todos los récords turísticos con la firme convicción de repartir este éxito más equitativamente en todo el estado. 

Para llevar prosperidad compartida y justicia social al sur del estado, Mara Lezama gestionó mil millones de pesos para las zonas arqueológicas que incluyen Ichkabal y Paamul 2, además trabaja en la diversificación de la actividad turística. 

Y para que la prosperidad sea compartida, logró acuerdos solidarios con todos los grupos empresariales para hacer justicia a quienes con sus manos y trabajo hacen de Quintana Roo un estado próspero y en desarrollo. 

En materia de equidad de género, en Quintana Roo se trabaja en una política social que pone a las mujeres en el centro de las decisiones. 

Para fortalecer la protección de la ciudadanía, así como recuperar la paz y tranquilidad, en estos 100 días se implementó una estrategia de seguridad humana, basada en atender no solo la delincuencia, sino también los causas que la originan. 

Los resultados de este nuevo gobierno del cambio verdadero son el inicio del compromiso de Mara Lezama, de transformar la vida de las y los quintanarroenses, con prosperidad compartida, porque la transformación llegó a Quintana Roo y amor con amor se paga. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba