Arcila-Convenios

La transparencia es un bikini

alerta roja

El gremio periodístico de Quintana Roo ha sido sometido a un mambo de metralla cuyas esquirlas en redes sociales han impactado prácticamente en todos. La saludable transparencia –transparencia a medias– ha sido para algunos una oportunidad a modo para vomitar injurias contra compañeros que fueron lanzados a un Coliseo romano  de miles de pantallas y dedos frenéticos.

En días pasados el Congreso del Estado divulgó una lista de periodistas y empresas que tienen convenios de publicidad 100 por ciento legales –incluido el activista maya Pedro Canché, cuya lengua sigue sangrando–, pero esta lista ha sido utilizada con fines perversos para agredir a nuestro gremio.

El Presidente de la Gran Comisión del Congreso, Eduardo Martínez Arcila, derrapó al meter a todos los prestadores de servicios publicitarios en la misma canasta sin precisar cuánto se destina mensualmente a cada empresa, periodista o activista social.

Convenio-Congreso0Nuestro Congreso tiene convenios con 53 periodistas y medios de comunicación, erogando 2 millones 615 mil 762 pesos cada mes. Es muy probable que el 80 por ciento de estos recursos sea cosechado por empresas ocultas por su razón social, por lo que quedan a salvo de las garras de los leones que se concentran en identidades con nombre y apellidos.

Enfrentar ataques virulentos es consecuencia lógica de la revelación de esta lista en aras de una transparencia hipócrita y mañosa, ya que la Gran Comisión del Congreso mantiene bajo llave el manejo de su presupuesto y no podría resistir una auditoría externa. Para su fortuna, expulsaron del banquetazo al incómodo Auditor Superior, Javier Félix Zetina González, quien ya tenía un expediente de las andanzas de Arcila y aliados como el perredista Emiliano Ramos Hernández.

La transparencia del Congreso local no debe ocultar lo esencial: el manejo de un gigantesco presupuesto manejado sin restricciones por el nuevo bloque gobernante encabezado por PAN y PRD, cuyo amasiato está sostenido con alfileres y no podrá resistir los vientos huracanados de la elección mixta del tres de junio de 2018.

Fuego amigo en el gremio

Algunos compañeros han sembrado discordia en este escenario de Coliseo, satanizando a un gremio que ha estado activo desde fines de la década de los 60, presenciando el ascenso y caída de gobernadores, alcaldes y tantos políticos. En nada ayuda su ánimo beligerante, ya que agrede a una familia periodística que se ha mantenido unida en lo fundamental y que ha crecido cuantitativamente, aunque este desarrollo no vaya a la par con el factor cualitativo que deja mucho que desear.

Poquísimos pueden ser periodistas por generación espontánea, ya que este oficio requiere vocación y recorrer un maratón de aprendizaje que no todos superan.

He comparado a los periodistas con cocineros: los hay sublimes, excelentes, geniales, buenos, regulares, infames y cochinotes. Pero en nuestro tiempo algunos cocineros se asoman a menudo a las cacerolas de sus competidores, descalificando sus creaciones pero sin presumir un platillo excepcional.

El primer paso consiste en no agredirnos en redes sociales, dejando los reclamos en la cancha del whatsapp y del diálogo telefónico o frente a frente. Una vez pacificadas las aguas, hay que reconstruir puentes de entendimiento, tomando en cuenta que los políticos se marchan y nosotros seguimos en la cocina, condenados a soportarnos mientras el cuerpo aguante.

2 Respuestas

Responder
  1. Juan José
    may 13, 2017 - 04:09 PM

    Por el contrario. Los periodistas, al igual que todo personaje que somete a los demás al escrutinio tiene que someterse al escrutinio de la opinión pública. ¿de donde ha salido la idea de que los periodistas son impolutos e inmunes a la corrupción? En tiempos recientes ha brotado de forma abierta la inmundicia de la prensa corrupta, pero nada, absolutamente nada, diferencía la actitud cortesana y complaciente del ahora periódico diario Luces del Siglo -vean sus planas con anuncios oficiales pagados con el erario público- o la abyecta y humillante sumisión del Diario de Quintana Roo, con la que mantuvieron el Quequi, Respuesta o La Verdad . Y si le ponemos nombre y apellidos, ¿porqué que el periodista Antonio Callejo, quien insultaba diariamente al actual gobernador desde Respuesta ha sido contratado por el actual Secretario de Finanzas?, ¿porqué periodistas como el susodicho terminan siendo alfombra de los actuales funcionarios? Muy simple, por el cochino y sabroso dinero y porque no hay honro entre ladrones. Por consiguiente, necesitamos más mierda entre los periodistas porque la mierda los limpiará.

    Reply
  2. Juanga
    may 15, 2017 - 09:40 AM

    Perfecto. Buen comentario. Tienes toda la razón.

    Reply

Deja un comentario

* Campos obligatorios

dos × tres =

Noticias relacionadas

Periodistas Quintana Roo 2015.