Alerta Roja

Muchos millones por hibernar

 

alertarojanew1

.

.

.

Poseedores de un presupuesto de locura –este año ejercen 450 millones de pesos–, los diputados locales han descuidado por completo sus tareas elementales y con alarde de cinismo algunos pretenden dar el salto como candidatos a las presidencias municipales que serán formalmente disputadas en 2016.

Los diputados no legislan, porque todas las iniciativas son elaboradas por expertos del gobierno del estado. Y lo peor es su negativa a efectuar la glosa del informe, convocando a los integrantes del gabinete del gobernador Roberto Borge que tienen mucho que explicar en temas delicados e imprecisos.

????????????????????????????????????

El chetumaleño Pedro Flota Alcocer como Presidente de la Gran Comisión del Congreso debe dinamizar a este poder servil que obedece instrucciones con su caja de bolear zapatos a espaldas de la sociedad, y que ha descuidado tan conchudamente sus tareas obligadas. Porque por algo se asumen como nuestros representantes populares.

Sin mayor justificación los 25 diputados aplican lo de “a otra cosa mariposa” para no efectuar la glosa del cuarto informe del gobernador, pese a que hay un puñado de colaboradores que son candidatos a comparecer aunque sea a puerta cerrada, como se acostumbra en esos dominios.

¿Acaso el análisis del informe del gobernador no importa a los diputados? ¿Nada tienen que preguntarle por ejemplo al titular de Educación y Cultura, José Alberto Alonso Ovando? ¿Nada tiene que aclararles el titular de Seguridad Pública, Juan Pedro Mercader Rodríguez?

Cada mes el Congreso del Estado digiere poco más de 37.5 millones de pesos, sin que los 25 diputados justifiquen ese gasto colosal y que lastima a la sociedad. Esas montañas de dinero son manejadas en secreto, ya que los diputados se niegan a abrir sus cuentas para no ser exhibidos.

Pedro Flota Alcocer está obligado a sacudir a ese poder tan costoso e inútil. Está obligado porque pretende ser candidato del PRI a la alcaldía capitalina de Othón P. Blanco y desde ayer debió demostrar con acciones contundentes de qué está hecho.

Porque se supone que Pedro Flota lleva hasta cierto punto las riendas del “Poder Legislativo”, de ahí que sea el mayor responsable de lo que ahí ocurre.

Grave que el Congreso del Estado sea un espacio donde se impide el libre acceso a los visitantes, ya que dos guardias piden santo y seña a quien ose profanar esa madriguera donde hibernan 25 osos polares.

Retirar a los dos guardias sería un excelente paso, acompañado por la glosa del informe y las comparecencias. Y que legislen ya es pedir demasiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba