Nota Roja

Guerra entre cárteles del narcotráfico

Cancún, 21 Septiembre
(Por Esto Q Roo)

Una abierta y declarada guerra fue lanzada en un “narcomensaje” que fue dejado bajo el cuerpo del encajuelado encontrado en el fraccionamiento Villas Otoch Paraíso, el pasado lunes.

El mensaje escrito en una cartulina blanca fue dejado bajo el cuerpo y en el se lee una abierta amenaza contra miembros de grupos delictivos como el Cártel de Jalisco Nueva Generación y Cártel de Sinaloa; así como nombres de presuntos integrantes de estos grupos.

Aunque las autoridades ministeriales trataron de evitar que saliera a la luz pública, ayer trascendió que debajo del cuerpo de César Iván L. C. ejecutado con más de 50 puñaladas y abandonado en la cajuela de un vehículo en la Región 259, se encontró un “narcomensaje”.

El día de los hechos sólo se dio a conocer que el cuerpo del occiso estaba en la cajuela del vehículo tipo Máxima de color blanco, amarrado de pies y manos, con el rostro encintado y la cabeza cubierta con un pedazo de tela de mezclilla, presentando las múltiples heridas de arma blanca en abdomen y tórax.

Lo que no se dijo es que debajo del cuerpo se encontró una cartulina de color blanco, en la que se escribió un mensaje con letras en color negro, mensaje que deja en claro que ha iniciado una guerra abierta y declarada entre grupos delictivos.

En el “narcomensaje” se advierte que ya inició la “limpia” y que van por otros miembros de grupos delictivos (hombres y mujeres), sin importar de cual se trata, enlistando algunos nombres y apodos de quienes podrían ser las próximas víctimas.

A continuación se detalla el mensaje encontrado debajo del cuerpo del ejecutado: “Empezó la limpia mugrosos. Venimos por todos pónganse vergas. «Jalisco», «Sinaloa» da igual, pa nosotros valen verga (sic).

*Saida * Quizi *Marquitos *Poncho *Dumbo *Christian *Y principalmente por Yuri por chapulina”.

Apenas el pasado sábado, una “narcomanta” fue abandonada por sicarios que intentaron ejecutar a un hombre en la Región 212, la cual contenía un mensaje de amenaza contra comandantes de la Policía Municipal, a quienes señalan de cobrar con el Cártel de Sinaloa, a cambio de brindar protección a puntos de venta de drogas.

Hasta ahora, las autoridades ministeriales no han emitido alguna opinión sobre este nuevo “narcomensaje”, pues al igual que la “narcomanta”, trataron de ocultarlo.

Tampoco se sabe qué grupo delictivo es el autor de esta última ejecución y de la elaboración del mensaje encontrado en la cartulina dejada bajo el cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba