Nota Roja

Intento de ejecución en Puerto Morelos

Puerto Morelos, 16 de agosto
(Quequi)

Un sujeto que salió a comprar a la tienda en la Zona Urbana fue baleado por un par de sicarios que salieron huyendo con rumbo desconocido en un Tsuru blanco, lo que originó un fuerte operativo policiaco para detener a los gatilleros sin ningún éxito.

Cuando se dirigía a la tienda, Gerardo C. H., de 27 años de edad, fue atacado a balazos en la colonia Zetina Gasca de Puerto Morelos. Tras recibir un impacto en el brazo derecho, el lesionado fue trasladado por sus vecinos al dispensario de ese municipio y posteriormente trasladado a un hospital de Cancún.

De acuerdo a las personas cercanas al joven, no se mete con nadie, se la pasa trabajando y no tiene problemas con nadie, por lo que desconocen el motivo de la agresión. En el lugar de los hechos, las autoridades encontraron varios casquillos percutidos calibre 380.

El hecho se dio alrededor de las ocho de la noche de este martes, cuando al dispensario de Puerto Morelos arribó un joven lesionado del brazo, mismo que informó que sujetos lo habían atacado a balazos.

Manifestó que salió de su domicilio ubicado en la colonia Zetina Gasca, calle 9, para ir a la tienda y al estar llegando fue atacado por sujetos que se trasladaban a bordo de un vehículo tipo Nissan Tsuru, color blanco.

Aseguró que aunque corrió, una bala logró darle en el brazo, por lo que sus vecinos lo apoyaron para acudir a la clínica y recibir la atención médica.

Por tal motivo, los responsables del dispensario dieron aviso a las autoridades correspondientes, provocando que gran cantidad de agentes de seguridad y policía municipal se trasladasen a la zona.

Tras varios minutos de mantenerlo en ese lugar, paramédicos de una empresa privada lo trasladaron a un hospital de Cancún, en donde su estado de salud fue reportado como estable.

En el lugar de los hechos, las autoridades hallaron diversos casquillos calibre .380, un calibre relativamente pequeño, por lo que dieron paso a peritos criminalistas para que recogieran los indicios.

El lesionado aseguró que desconoce los motivos de la agresión pues no ha tenido problemas con nadie últimamente, además de que se dedica a trabajar. Aun así, las autoridades aseguraron que se investigará más a fondo para ver si podría tratarse de un ajuste de cuentas por parte del crimen organizado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba