Nota Roja

Niños triquis tienen excelencia académica

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de abril.-

Han viajado a Estados Unidos, fueron campeones en Argentina, conocieron las zapatillas deportivas y se volvieron un orgullo para México. Hoy, esta es la realidad de los niños triquis, algo  jamás imaginado en una comunidad indígena donde la única realidad es trabajar en el campo o emigrar al país vecino del norte.

Felices porque hoy en día ya no tienen que cargar leña y acarrear agua para su comunidades, los niños triquis agradecen al basquetbol  la oportunidad de ir a la escuela y prepararse para la vida, con o sin el baloncesto, ya que, el entrenador Sergio Zúñiga afirmó que el deporte sólo es el móvil para acercarlos a una formación académica, algo que en esa comunidad se veía como algo inútil, que nunca les serviría.

¿Cómo se preparan los triquis? A pesar de viajar por largos periodos y no ver a su familia por meses, los niños triquis no dejan la escuela, ya que están conscientes de que el basquetbol no lo es todo y saben que su esfuerzo académico será el éxito en el futuro. Los jóvenes basquetbolistas tienen horarios bien definidos: van a la escuela por la mañana, y entrenan por la tarde y los fines de semana, comentó Kevin Martínez, jugador triqui.

Durante los torneos se complica la parte acádemica, porque los recursos con los que cuentan les impide viajar con profesores; sin embargo, son apoyados por pedagogos para no parar sus estudios.
¿Qué pasa si no rinden en la escuela? Sergio Zuñiga es muy estricto en este aspecto. Él al ser el más interesado en que sus niños cambien su destino con la educación, tiene claro que  deben recibir preparación integral que los prepare para el mañana, por lo que exige un promedio de 8.5 si quieren seguir en el equipo de baloncesto.

De no acreditar sus calificaciones en la escuela toman cursos en las vacaciones, donde pedagogos les enseñan estrategias de aprendizaje para estar al corriente.

El entrenador Sergio Zuñiga está satisfecho con el apoyo que tiene el equipo por parte del gobierno federal, además recibieron ofertas de becas por parte de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) y la Universidad del Sur de California (USC) para que los jugadores destacados estudien la secundaria.

¿Basquetbol profesional?

Respecto a las posibilidades que tienen los menores de brillar en el plano profesional, Zuñiga aseguró que los Spurs de San Antonio se comprometieron con apoyar a los triquis más brillantes, académicamente y en las canchas, con becas en la Universidad de Texas.

La motivación fue un factor importante para hacer a estos niños independientes, más seguros de sí mismos y sobre todo buenos alumnos. “Si quieren unos tenis o un balón, saben que deben entregar buenas calificaciones al equipo”, comentó el entrenador Zuñiga.

Fuente: Central Deportiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − catorce =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba