Nota Roja

Reprueba ‘candados’ a candidaturas independientes

Cancún 13 Nov

“Se tendrá que esperar hasta el proceso de registro de candidaturas para impugnar la reforma político-electoral en lo tocante a las candidaturas independientes, que son consideradas como parte de las leyes ‘antibronco’ pero no ponen un freno real a los “chapulines” que saltan de un cargo público o de elección popular a otro”, declaró Julián Ricalde Magaña.

Hace apenas unos días  la XIV aprobó la reforma electoral en donde cumplió a medias con la paridad de género al hacerla obligatoria para el caso de los Cabildos, pero no para las presidencias municipales e impuso varios “candados” a las candidaturas independientes, entre ellos no haber militado tres años antes en un partido político, no haber hecho precampaña en uno y ser postulado en otro y entregar las firmas de apoyo del 3% del padrón electoral (correspondiente al estado, municipio o distrito) dependiendo del cargo de interés.

 La legislación  parece  haber sido diseñada para atajar a personajes como Carlos Joaquín González (el “innombrable” o aspirante “incómodo en el PRI), al exalcalde de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña y la propia diputada local priísta, Marybel Villegas Canché, en el caso de no disciplinarse en la búsqueda de la alcaldía.

Ricalde Magaña opinó que con esta reforma tal pareciera que están cuidando con “celo” un “feudo o negocio” y seguramente tendrán problemas porque no habrá legítimamente ningún candidato independiente, ya que nadie podrá creerle que pueda cumplir los requisitos que son semejantes a los exigidos a los partidos políticos que tienen prerrogativas (presupuesto) y el respaldo de las dirigencias nacionales, anotó.

Pese a derechos adquiridos, los ciudadanos no tendrán una participación democrática, y todo porque el congreso “en forma vergonzosa se despacha a petición del gobernador todas las leyes que les acomoda”, reclamó.

Dijo que en este momento no tiene pensado proceder legalmente contra la legislación local porque al no haber registros, candidatos y él mismo no ser un candidato,  no hay efecto, pero en cuanto se den las inscripciones y se aplique la ley entonces es el momento preciso para proceder con las impugnaciones correspondientes.

Ricalde Magaña, dijo que una cosa es el porcentaje exigido a independientes, y otro tema es el que un aspirante no pueda registrar su candidatura si antes participó en el proceso interno de otro  partido, legislación conocida como la ley “antichapulin”, pero en este caso dijo que su preocupación es que no se aplicó o hizo extensiva para evitar que funcionarios o representantes populares en funciones salten a otros cargos tal como están pretendiendo hacer Mauricio Góngora o José Luis Toledo e hizo  Borge Angulo antes de ser gobernador.

Para el experredista y ahora impulsor del Movimiento por la Alternancia Democrática en Quintana Roo (MADQ), con esta reforma lo que se está haciendo es defender un método de partido, sin avances en la reforma y sin emparejarlas con la legislación federal.

María Cristina de la Cruz (QueQui)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × cinco =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba