Notas

Agoniza el SNTE

Golpe de Mazo
Novedades Chetumal

.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que llegó a ser la organización laboral más fuerte de Latinoamérica por su número de afiliados e influencia política, se encuentra hoy desahuciado por los efectos de la Reforma Educativa que golpeó sus “usos y costumbres”.

Y es que la temporada de vacas gordas para el SNTE y sus líderes terminó, y ahora que el barco se hunde muchos “comisionados” están buscando la salida, tratando de regresar a las aulas que abandonaron gustosos desde hace lustros.

Como se sabía, los profesores y empleados educativos que lograban acceder a una comisión en el Comité Ejecutivo local del SNTE gozaban de unas largas vacaciones con goce de sueldo por un mínimo de tres años, pero algunos lograron maniobrar para mantenerse fuera de las aulas por décadas.

snte252Había otro atractivo más: las posibilidades de ganar dinero extra a través de la corrupción imperante en la venta y asignación de plazas, créditos del ISSSTE, reacomodos y permutas, negocio multimillonario que enriqueció a manos llenas a algunos líderes y subalternos.

Por esa razón las “comisiones sindicales” eran muy buscadas, y los elegidos para ocupar la titularidad de las carteras tenían la posibilidad de meter como colaboradores a dos o tres profes para cumplir labores de asistentes, choferes y diligencieros.

En sus mejores épocas, en el SNTE llegó a haber cerca de 200 comisionados, más otros tantos en funciones políticas al servicio de partidos o del mismo gobierno.

Ahora, como efecto de la Reforma Educativa que la misma organización avaló tras el encarcelamiento de su eterna ex dirigente, Elba Esther Gordillo, todos los comisionados sindicales están obligados a solicitar licencia sin goce de sueldo para cumplir sus funciones, de lo contrario, deberán regresar a las aulas.

La migración empezó desde los últimos meses de 2014 y se ha intensificado en estos inicios del 2015, tanto que en la sede de la Sección 25 tan solo quedan unos 40 profesores comisionados, cifra que puede disminuir porque varios de ellos están buscando colocarse en sus antiguas escuelas sin lograrlo, ya que sus lugares fueron ocupados de manera definitiva por su larga ausencia.

El mismo dirigente, Rafael González Sabido, aseguró que solicitó licencia desde enero, mientras que líderes en otros estados incluso regresaron a dar clases y solo atienden su comisión en la tarde, en sus horas libres.

Sin poder, el SNTE se marchita de a poco, y está al borde de la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba