Notas

Alcaldes en la tablita

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

A las manos de la recién estrenada Legislatura llegó una incendiaria solicitud de juicio político contra el alcalde priista del municipio de José María Morelos, Juan Parra López, al que once exempleados del Ayuntamiento acusan de pisotear las leyes, al no acatar un laudo que le ordena pagar una suma de alrededor de ocho millones de pesos por liquidación y salarios caídos a los afectados.

Este añejo tema que Juan Parra se negó a atender durante su trienio, podría convertirse en la chispa que detone una explosión, pues coloca al alcalde morelense bajo la lupa y abre la puerta para que extrabajadores y trabajadores de otros Ayuntamientos sigan los pasos de sus homólogos.

El Congreso local, controlado ahora por el bloque que encabeza el PAN y PRD, tiene una enorme presión para dar respuesta a la ciudadanía y no se pueden dar el lujo de evadir la responsabilidad de revisar, y en su caso, sancionar, el actual del alcalde en cuestión, que podría ser castigado hasta con 20 años de inhabilitación para ocupar cargos públicos.

Pero Juan Parra no es el único alcalde con cuentas pendientes en materia laboral en su municipio, ya que casi todos tienen cola que les pisen. Unos, por no pagar liquidaciones justas en despidos injustificados, y otros -la mayoría- por no brindar prestaciones básicas señaladas por la ley a sus trabajadores, como es el caso del servicio de seguridad social.

De proceder este juicio político, se sentaría un precedente que colocara a los alcaldes salientes en la tablita, vulnerables a enfrentar acciones similares en un Congreso donde el PRI es minoría.

Por otra parte, está por verse si la nueva Legislatura se atreverá a ponerle el cascabel al gato, porque aunque hay una evidente omisión por parte de Juan Parra López en este asunto denunciado por la oncena de ex trabajadores, en la historia reciente los diputados han sido benévolos y complacientes con los ediles, a los que no tocan ni con el pétalo de una rosa.

 Otra papa caliente

Luis Torres Llanes, alcalde electo del municipio capitalino, recibirá una papa hirviente apenas tome su lugar al frente del Ayuntamiento, con la multimillonaria demanda que prepara la empresa Avances Lumínicos que se encargó de la instalación de luminarias LED en Chetumal.

La empresa foránea viene con todo, y espera recuperar cinco años de mensualidades vencidas más los intereses moratorios, que en conjunto acumulan más de 500 millones de pesos.

La demanda tiene en vilo al próximo alcalde, que sabe que la efectividad de su gobierno está en juego en caso de perder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba