Analizan cómo retirar narcoavioneta

Chetumal, 22 Mar

(Por Esto Q Roo).

La narcoavioneta que aterrizó en la zona conocida como El Bajío, municipio de Bacalar, aún continúa en el sitio, pues las autoridades de Aeronáutica Civil todavía no deciden cómo retirarla. Se espera en las próximas horas lo hagan; extraoficialmente se supo que podría utilizarse un tráiler para transportarla en partes vía terrestre o en caso de que presente buenas condiciones para emprender el vuelo, la harían despegar desde el lugar.

Elementos del Ejército Mexicano continúan apostados en la periferia de la narcoavioneta King Air C90 que aterrizó y pudo haber descargado una tonelada de cocaína en la zona conocida como El Bajío, entre los poblados de Buena Esperanza, Blanca Flor y Reforma. Este mediodía el avión continuaba sin ser trasladado a ninguna otra parte.

De la misma forma, trascendió de manera extraoficial, que si las autoridades de aeronáutica determinan que es factible que pueda volar, sería esa la forma con la que sacarán la aeronave del sitio o en su defecto, tendría que ser desmantelada y sus piezas transportadas en un tráiler.

Por lo pronto, el agente del Ministerio Público de la Federación ya inició la carpeta de investigación correspondiente para investigar el trasiego de droga.

Es que la narcoavioneta que descargó en el municipio de Bacalar tenía como plan de vuelo original aterrizar en Champotón, Campeche, pero las fuerzas federales la esperaban, por lo que aterrizó en el camino de terracería de la comunidad El Bajío.

La aeronave tiene una capacidad de carga aproximada de una tonelada, y la matrícula que aparece en su exterior presuntamente es clonada, informó en su momento el General de Brigada DEM Sergio Ernesto Martínez Rescalvo, comandante de la XXXIV Zona Militar de Chetumal, durante un recorrido en el lugar del aterrizaje.

El General de Brigada DEM Martínez Rescalvo informó que se trataba de un avión King Air C90, el cual descendió a las 11 de la noche el pasado 15 de marzo, siendo que el Sistema Integral de Vigilancia Aérea de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a esa hora reportó que se había perdido una aeronave sospechosa en el área del municipio de Bacalar, por lo que inmediatamente personal de las tropas del cuartel general y del Séptimo Regimiento de Caballería Motorizada fueron remitidos hacia el sitio.

Desde varias direcciones iniciaron los recorridos hacia el presunto sitio del aterrizaje, por lo que a las 9 de la mañana del día 16 de marzo un avión de reconocimiento de la Fuerza Aérea Mexicana ubicó a la avioneta, iniciando maniobras de vuelos giratorios y enviando las coordenadas a las tropas en tierra, concentrándose todos en el lugar, indicó.

Por otro lado, la King Air C90 bimotor de número económico 2890C tiene una capacidad de carga aproximada de una tonelada, pues es de 10 plazas, es decir, 8 pasajeros y 2 de tripulación, pero los asientos del avión en cuestión se encontraban desmontados.

La aeronave blanca con franjas rojas, negras y grises estaba abierta, con su escalera de descenso abajo y el interior se encontraba vacío, sin localizarse personas en los alrededores, observando que en el exterior sólo presentaba una abolladura en el ala derecha, al parecer por haber golpeado un árbol durante su aterrizaje.

En el interior de la aeronave había tres bolsas plásticas especiales de combustible de una capacidad de 50 galones cada una, mismas que estaban conectadas al tanque de combustible para abastecerse, de las cuales dos estaban vacías.

Además, a 20 metros de la narcoavioneta, entre los matorrales, fue encontrada una maleta de tela de color negro con material de higiene personal y ropa de msaculino, en la cual se halló un boleto de chequeo de abordar a nombre de una persona de iniciales C.L.A.L.M., así como varios boletos de compras al mismo nombre.

También había boletos de abordar del día 7 de diciembre de 2016 de Panamá a la Ciudad de México, y del 19 de diciembre de Panamá a Caracas, Venezuela, y el mismo día de Panamá a Guadalajara, Jalisco; del 8 de febrero de 2017 de la Ciudad de México a Panamá, y del 9 de febrero a Monterrey, Nuevo León.

Asimismo, aunque en el fuselaje la aeronave tiene rotulada la matrícula N890NC, se supo que esta matriculación ha sido falsificada varias veces en avionetas semejantes, como una que fue encontrada abandonada en El Manchón, Guatemala, apenas el pasado 16 de febrero.

Deje un comentario

tres + diecisiete =