Notas

Aprueban la reestructuración de la deuda municipal

Chetumal, 20 de noviembre

Por mayoría, el Cabildo de Othón P. Blanco aprobó la solicitud de una reestructura financiera de deudas bancarias heredadas por 300 millones de pesos a un plazo 30 años, así como contratar un crédito por 20 millones de pesos para inversión pública productiva.

Con votos a favor del PRI, PVEM y PANAL, así como 5 en contra del PAN, PRD y PT, se aprobó la solicitud para refinanciar el crédito con Banco Interacciones por 272 millones de pesos, heredado de la administración de Carlos Mario Villanueva Tenorio, así como un crédito contratado en el 2009 con Banobras por 20 millones 800 mil pesos.

cabildo11El monto entre la reestructura ó refinanciamiento de ambas deudas heredadas, sumadas con los costos de estructura y fondo de reserva, hacen un total de 300 millones de pesos.

Adicionalmente, se aprobó la solicitud de 20 millones de pesos para inversión pública productiva que se destinaría a bacheo, desfondes y pavimentación, lo cual fue argumentado por las autoridades municipales en el sentido de que no existen programas federales de los cuales se puedan bajar fondos para estas tareas, y se han estado cubriendo con el gasto corriente.

Cabe mencionar que, en semanas pasadas, el gobierno municipal había anunciado que buscaría refinanciar en un sólo paquete toda la deuda bancaria, es decir, que también se contemplaba la deuda de 130 millones de pesos heredada por la administración de Andrés Ruiz Morcillo; pero finalmente no fue incluida en la reestructura financiera. Lo anterior porque ese empréstito no presenta tasas de interés favorables, como sí las tienen los dos créditos que se aprobaron en su reestructuración.

Previo a la sesión extraordinaria de Cabildo, el presidente municipal de Othón P. Blanco, Eduardo Espinosa Abuxapqui, mencionó que el objetivo del refinanciamiento es reducir la carga financiera municipal, a través de esquemas que favorecen la reducción del gasto mensual por concepto de deuda, lo que permitiría seguir brindando adecuadamente los múltiples servicios que demanda la ciudadanía.

“La tendencia es buscar mayor plazo con un interés bajo y abonar a capital entre 300 y 400 mil pesos mensuales, para propiciar que bajen intereses de la deuda”, expresó al momento de aclarar que su administración estaría buscando realizar mensualmente abonos, a pesar que el plazo de gracia es de 24 meses.

En la sesión extraordinaria, celebrada poco después de las 20:30 horas, se presentaron diversas posturas respecto a esta reestructura financiera, pues mientras la regidora del Partido Verde, Abigail Alonzo, expuso las ventajas que tendrá el refinanciamiento, los concejales del PAN, Francisco Hadad, Fernando Zelaya y Mayuli Martínez, y del PRD, Federico Hernández, señalaron que votarían en contra, pues normalmente estas deudas no representan beneficios para la sociedad.

La regidora Abigail Alonzo mencionó que con la reestructura de los créditos heredados se logra la reducción de las tasas de interés, y se reduce casi a la mitad el pago por servicio de deuda mensual, que ronda los 4 millones y medio de pesos.

Agregó que, de esta manera se mejoran las condiciones financieras del municipio, el cual no estará tan presionado por los errores causados por administraciones pasadas.

Y es que, con esta propuesta, el municipio generará una reducción en el servicio de pago mensual de deuda de los siguientes 22 meses por un total de 42.8 millones de pesos.

Por su parte, los concejales del PAN, José Hadad, Fernando Zelaya y Mayuli Martínez, consideraron que el refinanciamiento es deuda que seguirán pagando los othonenses por muchos años. Manifestaron que Othón P. Blanco esta cayendo en un ciclo de refinanciamiento tras financiamiento, sin salir de su deuda real.

Para la bancada blanquiazul la deuda municipal se incrementaría 40 millones de pesos, y dijeron no tener claridad de dónde estaría aplicándose esos recursos. El coordinador de la bancada panista, José Hadad, consideró que en vez de refinanciamientos debería castigarse a los expresidentes municipales que endeudaron al municipio, así como obligarlos a que reintegren el dinero que se llevaron, o de lo contrario que terminen en la cárcel.

Finalmente, el regidor perredista, Federico Hernández Amador, mencionó que no sería “cómplice” de las deudas que arrastra el municipio, por lo que su voto sería en contra del refinanciamiento.

“El pueblo sigue pagando y no tiene porque estar pagando por lo que se han robado los anteriores gobiernos”, concluyó el concejal del partido del sol azteca.

Fuente: Por Esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba