Notas

Asadero de Bacalar viola normas sanitarias en narices del Ayuntamiento

Bacalar, 14 de marzo
Juan Juárez Mauss

Autoridades del Ayuntamiento de Bacalar no parecen aprender la lección sobre las exigencias a propietarios de comercios donde manejan alimentos, pues prefieren apoyar a sus amigos dejándolos que laboren violando toda disposición sanitaria, como es el caso del propietario del asadero de carnes “El Establo”, quien expende sus productos alimenticios a pesar de tener una fosa séptica de la que emanan aguas negras y construye una cisterna para el acaparamiento de agua potable junto al sumidero.

Periodistas Quintana Roo atendió el llamado de vecinos que por varios meses han pedido a las autoridades municipales encabezadas por el alcalde Alexander Zetina Aguiluz que intervengan en este problema, pero solo han recibido un silencio que los hace sospechar que están en contubernio con el propietario, quien por cierto es Manrique Rodríguez Ventura, secretario general de la CNC municipal.

Las aguas que provienen de la fosa séptica del negocio ya han invadido los patios de las casas aledañas, y peor aun, Manrique Rodríguez mandó construir un aljibe para agua potable junto al descargador de aguas negras.

Como se recordará la falta de supervisión a este tipo de negocios causó la muerte de un menor de edad hace tres años por comer pollo asado contaminado en uno de los negocios de esta misma zona comercial conocida como “el libramiento”.

Bertha Georgina Tavera Rosales, coordinadora de salud municipal, confirmó que es violatorio a la norma que un aljibe esté junto a una fosa séptica, además de que si se llevan a cabo trabajos de mejoras a un negocio en donde maneje excavaciones se debe de suspender provisionalmente el servicio al público pues un riesgo de contaminación a los alimentos.

Es evidente que el edil Alexander Zetina prefiere proteger a sus amigos que la salud pública de los bacalarenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba