Asoma BOA en el patio

En esta bola de cristal, con que se mira, se visualiza en Quintana Roo un pacto en concordato entre las banderías opositoras a Morena, autollamado BOA, -Bloque Opositor Amplio- compuesto –dicen- por el PAN, PRI y PRD, de primera intención, tendientes a tomar las banderías que se unan a esos partidos opositores a fin de lograr mejores resultados electorales en el proceso venidero por arrancar este 7 de septiembre.   

El proyecto emerge del contubernio pasado entre el PAN y PRD tendiente por ampliarse a un bloque opositor con la integración del PRI y otros –en veremos- para reactivar la lucha contra el líder electoral, Morena, -de miles de amores-. 

Adelantando los objetivos triunfales en donde estarán en juego las once presidencias municipales y sus cabildos, aprovechando de esas municipalidades quintanarroenses los yerros que han venido dándose en Cancún, Playa del Carmen y OPB gobernados con gente de Morena. 

El enfrentamiento en el cercano 2021 por las diputaciones parlamentarias federales por el Estado para integrar el Parlamento de San Lázaro en el 2021 previo la elección del 2022, donde estará en juego la gubernatura del Estado, en donde ya se apuntaron un cúmulo de legisladores “morenos” –dícense por orden de aparición-, José Luis Pech, Marybel Villegas, Luis Alegre, junto con la presidente municipal de Cancún, Mara Lezama. 

La percepción de Morena, la que está en una etapa de crecimiento electoral en estos meses del 2020 el incremento es aún superior con una intensificación dentro del ciclo del compás de espera para contender en el proceso electoral virtual en el cercano 2021. 

En lo que va del 2020 se ha visto que el fenómeno pandémico Covid-19 -que ha ido surgiendo a la par con el proceso electoral 2021 será ajustado a un comportamiento distinto en los partidos y sus actores, la cual, en muchos casos, se adaptarán invariablemente a la nueva normalidad. 

Convocar a la población para algún tipo de evento electoral en el que el ciudadano pueda expresar su voluntad a través del mecanismo comicial estatal, con la participación de los partidos de laya variopinta en este tiempo de pandemia Covid-19, -porque aún no se sabe si esas elecciones se llevarán -en línea- de manera virtual, por lo cual no cabría ninguna posibilidad de fraude. 

Una mayoría de electores van a votar por Morena y eso divide a los partidos de oposición porque el voto cibernético sería el único instrumento de expresión política que tienen las mayorías pues no pertenecen a ningún partido ni tienen preferencias por cual o tal color o candidato. 

El punto sería lanzar una campaña cibernética insistiendo en cada una de las condiciones electorales, aun con la presencia de la pandemia Covid-19, necesarias para ejercer el derecho al voto, entre otras, con sufragio en el interior de los rectores nombrados por el INE federal, en su condición de carácter nacional y, del Ieqroo estatal, en su condición de carácter estatal. 

La mayoría estaría unificado alrededor de la denuncia de las condiciones electorales cibernéticas, en vez de divididos entre los que quieran y no quieran votar en las urnas. Más contundente para responder al mayor problema de la oposición con partidos en decadencia electoral, PRI y PRD. Pero esperar esto aún es tan inverosímil como esperar que la autoridad electoral acepte mejorar las condiciones electorales. 

In vitro de la bola de cristal 

El martes 8 de septiembre será el IV Informe de Carlos Joaquín a puerta cerrada, sin invitados, y transmitido en redes.  

De manera privada y a través de medios digitales, consecuencia de los protocolos sanitarios por el COVID-19, se realizará la presentación del cuarto informe del gobernador Carlos Joaquín González este 8 de septiembre.

El vocero gubernamental, Carlos Orvañanos Rea confirmó que el gobernador asistirá por la mañana al Congreso del Estado donde enviará un mensaje junto con los diputados de las fracciones parlamentarias. El evento se realizará a puerta cerrada y sin invitados.

Por a tarde, Joaquín González enviará su mensaje a los habitantes de Quintana Roo sobre los logros alcanzados en sus cuatro años de gobierno y los retos para los 24 meses subsiguientes.

Orvañanos Rea consideró que será un evento sin precedente ya que se utilizarán todos los medios digitales disponibles para difundir el cuarto informe, “ya que se deben cuidar todos los protocolos sanitarios establecidos en el semáforo sanitario estatal”. 

Deje un comentario

8 − tres =