Bolseando a los pobres

El alcalde de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez, repite y repite que actúa a nombre del pueblo mientras embiste contra el bolsillo de los ciudadanos al imponer un peso diario por impuesto a la basura. –Bolseando a los pobres-.

A sabiendas que propuso de manera imperiosa el impuesto de un peso a la recolección de basura, inmediatamente el primer edil othonense, suplente, recibió una andanada de rechazo de empresarios y obviamente del pueblo que espera los beneficios derivados de dicho impuesto que con el aporte es para solventar el problema de la basura de la ciudad de Chetumal.

Luego luego se escuchó el grito con el sospechismo de los chetumaleños que denunciaron cómo será la concepción del nuevo impuesto, con la percepción que será para la compra de otra camioneta de lujo, -o que llegará a los bolsillos de quien sabe quién-, lo que es una contradicción a la frase célebre de AMLO: “No mentir, no robar, no traicionar”… Al pueblo.

La oferta del edil othonense es con visión de futuro, -dijo-, Otoniel Segovia repite una y otra vez que sólo con la cooperación de los ciudadanos se acabaría el problema de la basura en la capital del Estado, Chetumal. -Bolseando a los pobres-.

Los contenidos de la oferta son parte de una fantasía populista con lo que el elector deshecha que las nuevas ideas trazadas por el nuevo alcalde mesiánico que encarnan por fin lo que no quiere el pueblo con ese impuesto de marras que se estará aplicando, lleno de sospechosismo.

El presidente municipal sustituto fue electo en las urnas por el sistema electoral doméstico del entonces por ser suplente en la planilla de Morena del presidente municipal electo constitucionalmente, Hernán Pastrana Pastrana +, QEPD.

Y así Otoniel Segovia Martínez llega a la presidencia municipal de OPB por vía electoral arguyendo una intensa cruzada con propensión antagónica que no lo dejó tomar la protesta de ley la primera vez, -en su primer intento-.

Sectores de la sociedad se inconformaron con aquella designación mientras el reciente alcalde de OPB arremetía contra el mismísimo orden institucional que lo engalanó Presidente Municipal de Othón P. Blanco.

Con los conmilitones del PRI, batallas sin soldados

El Partido Revolucionario Institucional, PRI, tiene al frente permanente índice de aceptación a la baja con cero puntos por su constante “chapulineo”, en ebullición. En el Estado no da tregua con su política convenenciera de conmilitones, -soldados propios peleando al lado de otro-.

En los últimos meses, en varios partes del Estado ha habido elecciones. Se han de repetir los procesos electorales una y otra vez. Aun así, desde tal despropósito exige tener conciencia política para resurgir del marasmo en que se encuentra la otrora aplanadora tricolor.

El consejo político estatal del PRI determinó que la elección del dirigente en Quintana Roo será abierta a la militancia con la posibilidad de que, Candelaria Ayuso Achach y José Alberto Alonso Ovando, sean propuestos para la presidencia y secretaría general del CEN del PRI en el Estado.

Luego que las elecciones en el  Consejo Político Estatal han sido fallidas en cuanto a poder formar una cúpula que de credibilidad a los resticios de los militantes tricolores. Todo un drama para un PRI que tiene amenazas serias de continuidad y a la de su propia existencia.

El partido tricolor tiene el frente permanente guerra con sus vecinos tradicionales PAN y PRD, -para ver quien cae primero-, sumadas a la desconcertante “chiquillada”, al margen, y con la amenaza de Morena siempre presente y fehaciente con un altísimo perfil de enfrentamientos de largo alcance sumados a declaraciones flamígeras intentando borrar a la maquinaria del PRI del mapa.

Deje un comentario

Trece + 13 =