Notas

Borge y Quintana Roo

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

Una nueva y contundente defensa del quintanarroismo, con un llamado a identificar a los falsos mesiánicos que sólo persiguen el poder “porque creen poseer predestinaciones honoríficas y patentes de corso”, así como un valiente reconocimiento  a la decisión histórica del presidente Luis Echeverría que posibilitó en 1974 el nacimiento de Quintana Roo como estado, fueron los conceptos más sobresalientes de la intervención del gobernador Roberto Borge en la tribuna del Congreso local.

Un recinto repleto y con lo más representativo de la clase política –comenzando por los ex gobernadores Jesús Martínez Ross, Miguel Borge Martín y Félix González Canto– fue el escenario de la ceremonia para festejar a rienda suelta el 41 aniversario de nuestro estado.

Presentes nueve de 10 alcaldes –entre quienes destacaron Paul Carrillo de Cáceres (Cancún) y Mauricio Góngora Escalante (Solidaridad) – y el diputado federal priista José Luis Toledo Medina, la ceremonia iniciada antes del mediodía tuvo  una carga política dirigida al proceso electoral de 2016, cuando el gobernador expresó:

“Debemos identificar a quienes por filias y apellidos se sientan merecedores de todo; a quienes ajenos y desde fuera busquen privilegios pues nunca aportaron nada al esfuerzo y la grandeza, y que hoy se presentan a la cosecha oportunista. Quintana Roo no puede estar a merced de quienes ven en su encumbramiento personal un botín político. Debemos rechazarlos siempre…”

 Insistió Roberto Borge: “Debemos identificar y hacer a un lado a falsos mesiánicos que sólo intentan llegar al poder porque creen poseer predestinaciones honorificas o patentes de corso.  A 41 años de soberanía,  tenemos claro que el destino de Quintana Roo sólo corresponde decidirlo a los quintanarroenses”.

Y sorprendió gratamente al hablar de un personaje tan incómodo para todos los políticos del PRI:

“Pocos se atreven a decirlo, pero yo si lo voy a decir: hay que hacerle un reconocimiento el día de hoy en este recinto a la valía de un mexicano que se atrevió a concederles ese anhelo a los quintanarroenses y a los sud californianos, al entonces presidente de la república, Luis Echeverría Alvarez”.

Un enjambre de aplausos inundó en escenario y todos se pusieron de pie, incluidos los cuatro Diputados Constituyentes que hicieron un esfuerzo sobrehumano, a unos pasos del gobernador.

Uno de los más satisfechos en primera fila: Jesús Martínez Ross, primer gobernador por decisión de Luis Echeverría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba