Notas

Brutal golpiza: le sacan un ojo

Playa del Carmen 2 Nov

Tirado en un charco de su propia sangre y con un ojo por fuera, tras recibir una cruel golpiza y pedradas en la cara, resultó un joven quien ingresó en estado de salud grave al nosocomio de esta ciudad, después de que paramédicos de la ambulancia privada 911 le brindaran las primeras atenciones, mientras los policías fueron recibidos a golpes y pedradas cuanto intentaban intervenir para detener a tres de los 6 agresores que se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en una cuartería de la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Los hechos se registraron alrededor de las 01:30 horas sobre la calle 62 entre las avenidas 10 y 15 cuando elementos de la Policía Municipal recibieron el reporte, a través de la central de emergencias 066, sobre una riña entre varias personas entre las cuales un joven había resultado gravemente lesionado, por lo que inmediatamente activaron a paramédicos de la ambulancia privada 911 para que arribaran al lugar, quienes al llegar tuvieron que esperar al menos cinco minutos para que pudieran realizar la labor prehospitalaria.

De acuerdo a los datos que se pudo recabar en el lugar de los hechos eran varios los que se encontraban ingiriendo bebidas embriagantes afuera de la cuartería, entre ellos el joven Mauro Castillo, quien tras una discusión fue atacado por tres personas, quienes le dieron con una silla, palos y un pedazo de bloc en el rostro, provocándole heridas además de sacarle el ojo derecho, mismo que quedó colgando del músculo recto, para luego salir huyendo del lugar con rumbo desconocido mientras los otros, quienes también participaron en la riña, se atrincheraron en su cuarto.

Tras varios minutos de espera los elementos de Seguridad Pública llegaron al lugar, pero fueron recibidos a golpes, por lo que después de pedir apoyo a sus compañeros lograron asegurar a tres personas, entre ellos la esposa de quien al parecer fue el autor material de las lesiones del joven que quizá pierda la vista, Miguel Angel Ascencio Poot, de 27 años de edad, dijo defender al lesionado, César Morales Gómez, de 48 años de edad, ambos originarios de Campeche, y Gregoria Castillo, todos fueron detenidos para ser turnados al Ministerio Público del Fuero Común, por el delito de lesiones, mientras de los principales agresores no se supo nada.

Paramédicos de una ambulancia privada tuvieron que esperar poco más de cinco minutos para poder brindar los primeros auxilios al lesionado, hasta que la trifulca cesó, para después trasladarlo al Hospital General de esta ciudad, mientras los vecinos presenciaban el vergonzoso espectáculo, asegurando que están cansados de las peleas demasiado violentas en esa cuartería,

Incluso hicieron referencia que minutos antes del hecho una mujer arribó a bordo de un taxi únicamente para arrojar un envase en una de las puertas de los cuartos, para luego retirarse del lugar.

Por Esto QRoo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba