Bulle el caldero político

Los protagonistas de hoy tránsfugas, transfigurados, engreídos, increíbles y prominentes han creado un anhelo en la mente que los revisten de falsas personalidades hasta cubrir un derecho que al poco tiempo se han convertido en figuras de mágica grandeza.

La realidad partidista en el Estado, de todos los signos y colores en los aduares distritales, serán cajas de resonancia en el sino de los sufragios, las que quedaron vacías por la desmedida corrupción, mientras la concordia para el buen vivir está latente sobre esta tierra que ha sido inundada de gracia. 

Como ha sucedido en la triste realidad con los actuales diputados locales en el Congreso del Estado, se volvieron causes con fauces de sujeción y transgresión peyorativa -finalidad negativa- lo que se ha visto el pueblo cubierto de abandono. 

En el proceso concurrente para el cambio de diputados ha aparecido una ristra de figuras que arrastra una larga lista de aspirantes a través del tiempo, los hoy se ven haciendo fila en el cuartel de Morena a la altura del conciliábulo con los acrecentados partidos Verde y PT, minimizando a los que han terminado envueltos en el fracaso, desfigurados. 

Cada aspirante cree en el dominio anticipado que se requiere sea con él para el combate electoral, verbigracia los tildes de Morena que se regocijan sin miramiento alguno ante los demás siguiendo el librito con el cual se creen triunfadores. Arrogantes.

Aunque ahora se hallen en su propio regocijo bien merece la reflexión ante las actitudes de los mandones de turno al colocar intereses personales por encima de la sociedad mientras tanto, el mando ha sido adquirido como mal presagio de los que se sienten impulsados por apetencias personales.

Cuestionable el regidor del PES en OPB, Manuel Valencia Cardín, cual no es un discernimiento político ni una tesis de tal o cual bandería, sino que es una ambición política personal aún por encima de su propia probidad. 

Valencia Cardín lleva años viviendo momentos de apetencia política. Hubo un lapso inconmensurable en el tiempo para la asimilación de la ideología del “chapulíneo”, como señala el pasado que no se aparta de la historia, aunque Valencia cree tener un sitio exclusivo, pide la postulación del PT -buscando colgarse la medallita de Morena- por el XV distrito. 

Platícale al gobernador

No hay duda alguna, vivir en democracia es hacerlo con riesgo e incertidumbre porque se trata de una forma de cultura y civilización que por su concepción exige, más que ninguna otra, pensamiento, análisis, reflexión con decisiones claras y justas. Huelga decir, con valores ciudadanos. 

Con intervalos de tiempo el gobernador del Estado, Carlos Joaquín González ha recorrido la entidad quintanarroense de sur a norte y las islas quintanarroenses con el programa de atención personal, “Platícale al gobernador” en su seguimiento con la reciente jornada número 18 realizada en el municipio de Bacalar. 

Solo cuenta alzarse con el único deber de tener presente a los quintanarroenses el mandatario los atiende con dignidad suficiente como para no sentirse incómodo en el curso de las ideas malsanas provenientes de una figura ultra interior al Senado, Maribel Villegas Canché quien, -dicen los que saben-, orquestó la guerra sucia al gobernador en la visita protocolaria del presidente AMLO el “Día de Bandera” en la ciudad capital, Chetumal. 

El colectivismo entre los quintanarroenses solo tiene una cosa en común, la igualdad con unidad y respeto, pero con una diferencia, con democracia se busca la razón indisoluble del pueblo, Vox Populi, Vox Dei. -La guerra sucia en busca del poder, envilece. 

La senadora de marras saboreó el poder lacerante –encubierto- que dejó su cabeza en la guillotina con un aviso al pretender gobernar –se movió- antes de tiempo, -del tiempo que falta para el 2022 para la sucesión gubernamental en el Estado que, -a la ranchera-, la legisladora “trata de arrebatar el gallo en la mano”.

Deje un comentario

tres × 1 =