Desaparece otro joven en antro de Cancún

Cancún, 31 octubre
(Por Esto Q Roo)

Residente de Estados Unidos, es la víctima de desaparición forzada en la discoteca “Distrito Cavana” el pasado domingo.

Así lo dieron a conocer familiares de Maximiliano González Rojas, quienes confirmaron que el joven de 18 años había llegado recientemente a Cancún, y que la madrugada del domingo fue “levantado” por dos sujetos cuando se encontraba en dicha discoteca, y ya no volvieron a verlo.

Después de que la Fiscalía General del Estado hiciera oficial la desaparición de Maximiliano González Rojas, publicando la ficha con sus datos y fotografía, comenzaron a surgir diferentes versiones sobre lo ocurrido.

Sin embargo, el día de ayer la madre del joven publicó en sus redes sociales la versión real de lo que pasó la madrugada del domingo, cuando Maximiliano desapareció.

“Amigos… esta es la versión. Con el corazón de madre les suplico que no hagan caso a comentarios absurdos y fuera de lugar hacia mi hijo en redes sociales. Muchos que lo conocen saben verdaderamente quien es Max González. Sigamos en oración y que regrese pronto a mis brazos. Los amo y agradezco infinitamente tanto amor” (sic).

Según esa versión, Maximiliano cuenta con la residencia en Estados Unidos, y llegó a Cancún recientemente, pues aquí vive su padre.

En cuanto al día en que ocurrieron los hechos, se detalla que el joven de 18 años llegó la noche del sábado a la discoteca “Distrito Cavana”, en compañía de un amigo, cuya identidad no ha sido revelada.

Según la versión del amigo, dos sujetos llegaron hasta donde se encontraban, y abordaron de manera agresiva a Maximiliano, por lo que el le dijo que se tranquilizara, que quizá lo habían confundido con otra persona.

Después, el amigo dijo que dichos sujetos se llevaron a Maximiliano, aunque no se especifica hacia dónde, pero concluye que después vio cuando los dos sujetos se retiraban de la discoteca, pero ya su amigo no iba con ellos.

La madre del joven desaparecido también informó a sus familiares y amigos que han recibido el apoyo de las autoridades ministeriales, y que la Unidad de Inteligencia ha hecho un gran avance con el lugar donde ocurrieron los hechos y los videos de las cámaras de vigilancia en la zona.

Aun así, aceptó que hasta ahora no tienen noticias favorables sobre el paradero de su hijo, por lo que ya se encuentran resignados a esperar el resultado que tenga este caso.

“(…) su papá y yo estamos ya esperando el resultado que sea. Es un momento muy difícil y la espera hace que uno se desarme, pero… Lo que dicte Dios así lo aceptaremos, porque sabemos que él es perfecto. Mi gran amor para ustedes…” (sic).

Deje un comentario

18 + dos =