“Cacería” en el Boulevard Bahía, los fines de semana

Sin Glamour

Chetumal, Agosto de 2014
Por: Carmen Castillo

A dónde están yendo a parar los más de 300 mil pesos que semanalmente ingresan a las arcas del Ayuntamiento capitalino, con las multas que les están imponiendo a los jóvenes que se llevan a los separos de la Policía Municipal?

Y es que por cada persona detenida los familiares de éstos tienen que pagar entre 2 y 3 mil pesos, para dejarlos en libertad. Sin ninguna iniciativa ni consideración, Gumersindo Jiménez Cuervo, ordena la detención de todos los que estén en el Boulevard, aún sean hijos de familia que con tomarse dos cervezas, sin estar ebrios, los llevan a la cárcel municipal.

La consigna del inepto Director de la policía municipal –quien de ser un simple mecánico, ahora se siente con poder– hacia los elementos policíacos es detener sin compasión a todo aquel que se encuentre aparcado sobre el boulevard, aunque éstos no estén haciendo escándalo o faltando al reglamento de la vía pública. Seguramente es negocio redondo para él y la prepotente juez Verónica Shultz Cheluja, porque no es nada barato lo que cobran de multas, que son de 3 mil pesos hasta 2 mil, y a muchos de los familiares de los detenidos no les entregan recibos de dicho cobro.

Por lo que la ciudadanía quintanarroense, se pregunta a donde están yendo a parar éstos recursos económicos que está dejando el arresto de cientos de chetumaleños que están siendo detenidos en el Boulevard Bahía los fines de semana, ya que para que éstos dejen los separos municipales, les cobran más de 3 mil pesos por persona, mismos que son detenidos por elementos de  la Policía Municipal, por instrucciones del prepotente director de esa policía.

Cabe mencionar que desde hace unos meses estos elementos de la Policía Municipal, con esa prepotencia que los caracteriza, se han estado dedicando a arrestar a grupos de jóvenes que se encuentran en los alrededores del boulevard bahía, estén o no ingiriendo bebidas alcohólicas, imponiéndoles una multa de más de 3 mil pesos por cada detenido, y cuando los familiares de éstas personas acuden a los separos municipales, a tratar de que les disminuyan dicha multa (en muchos casos, ni siquiera tienen aliento alcohólico) esto es imposible,  ya que la Juez Verónica Cheluja, al parecer familiar del Secretario del Ayuntamiento Enrique Aguilar Cheluja,  es prepotente y soberbia que ni siquiera el saludo responde a la gente que tiene la necesidad de acudir a rescatar a su familia.

Cada fin de semana, ingresan a los separos municipales aproximadamente unas 150 personas entre jóvenes, adultos y mujeres de la vida galante, además de vehículos con la razzia que realizan, mismos que tienen que pagar por la multa, la cantidad de 2 y 3 mil pesos por persona para que éstos queden en libertad,  al igual que los autos, lo que demuestra que semanalmente entran cerca de 400 mil pesos a las arcas del municipio capitalino, y nadie sabe en donde están estos recursos económicos.

Con estas detenciones, queda al descubierto que es una falsedad, lo que las autoridades municipales declaran, respecto a que no entran recursos económicos al municipio Y no se necesita ser adivino, para saber que este dinero, una parte la están recaudando al parecer para tener ingresos para sostener las próximas campañas electorales que se acercan,  y otra queda en los bolsillos del Director de la Policía Municipal, Jiménez Cuervo.

Los que conocen a este funcionario corrupto, actual director de la policía municipal, saben que ya tiene “colmillo” para esto de los procesos electorales. Le recuerdo que hace unos años cargando un maletín con fajos de billetes de alta denominación, igual le dieron la “tarea” de repartir dinero a los directores de las dependencias estatales, a quiénes les entregó en su casa una cantidad considerable, y firmar documentos por grandes cantidades para poder “maquillar” los gastos estratosféricos que hacen las autoridades para poder pagar las campañas a sus “gallos”.

Sin embargo, como siempre pasa en estos casos, los más afectados son los ciudadanos quintanarroenses, ya que ahora no pueden disfrutar de la bahía, porque corren el riesgo de ser arrestados por elementos de la policía municipal, aunque estas personas no se encuentren ingiriendo bebidas alcohólicas.

4 comentarios

  1. asi como se ponen pesados con los ciudadanos que se toman unas cervezas y le cobran lo que se les pega su regalada gana, asi debieran ponerse con los verdaderos delincuentes, y los chetumaleños vivieramos mas tranquilos.

  2. No será que todo este escándalo se debe que la detuvieron por andar tomada a usted o un familiar cercano, ya que andaban hasta las chanclas.

    Y ahora como “buen” periodista se cobra la afrenta de meter a la preventiva ya sea a su adorable cachorrit@ o a usted????

  3. Para quitarte lo habladora voy a publicar las fotos de tu detención en el Facebook a ver si asi sigues haciendo tus notas vengativas y ahora con más gusto

Deje un comentario

veinte − dieciocho =