Cancún, trituradora de políticos

La silla de la presidencia municipal de Benito Juárez, ha sido hasta ahora la principal trituradora de políticos, y a excepción de Mario Villanueva, ninguno de los presidentes municipales ha podido llegar a la gubernatura, pero eso si, por lo menos 5 han pisado la cárcel.

Las aspiraciones de todos los que han ocupado la silla de la presidencia municipal de Benito Juárez, joya de la corona política y turística, es llegar a la gubernatura de Quintana Roo, lo cual no han logrado y muchos han sido devorados por los problemas políticos y sociales de Cancún, a lo que ahora se suma la inseguridad.

Algunos intentaron usar a Cancún como trampolín político, lo cual no les resultó y se quedaron en el camino.

Por otro lado, desde hace tres trienios los gobernantes de la joya de la corona no dan una, algunos han perdido el piso nada más asumen el poder, otros han sido rebasados por los problemas sociales e inseguridad de un destino turístico que ha crecido desproporcionadamente.

Tenemos el caso de Julián Ricalde Magaña, quien no logró ocupar otro cargo de elección popular y perdió dos elecciones constitucionales, una a la presidencia municipal en el 2016 y otra a la senaduría en el 2018.

Le siguió Paúl Carrillo de Cáceres, quien luego de sentarse en la silla presidencial desapareció del mapa político al no tener nada más que ofrecer y encabezar un gobierno gris.

Qué decir del verde Remberto Estrada Barba, quien vivió en una burbuja que bautizó como un “Cancún de 10”, mientras que la inseguridad se incrementaba en el principal polo turístico de México. Los malos resultados lo mandaron a la banca de su partido, y no ha dado señales de vida.

Ahora Cancún forma parte de lo que se ha llamado en el país la cuarta transformación, es decir, es gobernado por Mara Lezama, quien llegó abanderada por Morena.

Sin embargo a Benito Juárez no ha llegado aún la cuarta transformación, los mensajes de austeridad que han enviado desde el centro del país parece ser que no han sido captados por las autoridades municipales.

Tampoco se ven acciones distintas y el gobierno funciona por inercia y en el camino que siguieron gobiernos anteriores.

Vale decir que un sector político ve a la actual presidente municipal como la posible abanderada a la gubernatura por Morena en el 2022, la prefieren a ella que enfrentarse a una Marybel Villegas que se ha encargado de hacer señalamientos a diestra y siniestra.

También es cierto que para ello, la presidente municipal deberá dar un giro de 160 grados en el barco que comanda, de lo contrario pasará a formar parte de la lista de ex presidentes municipal que han pasado con más pena que gloria por Cancún, ciudad que tritura las aspiraciones de cualquier político con sus problemas sociales y de inseguridad.

Hasta la próxima.

Deje un comentario

seis + catorce =